Merkel, lista para salida de Grecia aunque no la desee

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

Al mismo tiempo que la canciller alemana Ángela Merkel deja saber que quiere que Grecia se mantenga en el euro, siempre y cuando se cumplan las condiciones establecidas, un grupo de funcionarios de su ministerio de finanzas ya está haciendo planes para una eventual salida de la economía helena.

Después de su reunión de ayer con el primer ministro griego, Antonis Samarás, la canciller dijo que ya había acordado con el presidente francés, Francois Hollande, en que deseaban que Grecia permanezca en la zona euro, pero que Atenas debía cumplir con sus compromisos.

Además mencionó que Alemania no juzgará prematuramente el desempeño de su país sobre sus metas de reformas, pero que esperaría el reporte de la 'troika' de prestamistas internacionales (BCE, FMI y Comisión Europea) en septiembre, para decidir qué hacer en cuanto a la solicitud de más tiempo para implementar ajustes.

'Lo que Grecia puede esperar de Alemania es que no haremos juicios prematuros sino que esperaremos por evidencia confiable, lo que para mí significa el informe de la troika', dijo Merkel.

Samarás, en tanto, afirmó que estaba convencido de que el próximo informe de la 'troika' mostrará que su Gobierno logrará rápidos resultados en la economía de su país.

'Algo que preocupa es que con las elecciones que tuvieron que repetir este año se haya perdido tiempo para implementar reformas, y por eso podrían estar atrasados e incumplir', dijo Vanessa Santrich, analista internacional de Ultrabursátiles.

'Lo que queda claro es que ellos van a esperar hasta que la troika muestre los resultados para tomar cualquier decisión. Aunque Merkel apoya a Grecia ellos piensan que la salida es seguir imponiendo la austeridad', agregó.

Sin embargo, a pesar de los buenos deseos que demuestra la canciller, el Gobierno alemán admitió ayer la existencia de un grupo de trabajo en el ministerio federal de Finanzas que estudia las repercusiones que tendría la eventual salida de Grecia de la zona euro.

El portavoz del ministerio de Finanzas, Martin Kotthaus, intentó restar importancia a esos comentarios al decir que 'los ciudadanos esperan del Gobierno que esté preparado para todos los escenarios relacionados con la crisis por improbables que estos sean'.

'No es sorprendente que el ministerio de Finanzas se ocupe de la crisis de la deuda y hay un grupo de trabajo que estudia los diversos aspectos de la misma', agregó Kotthaus.

De acuerdo con el diario británico Financial Times, el grupo, llamado 'Grexit' en un juego de palabras entre Grecia y 'exit' (salida en inglés), está dirigido por el secretario de Estado del Ministerio, Thomas Steffen y consta de 10 personas que sesionan regularmente y en forma confidencial. Además, incorpora a expertos de todos los departamentos de ese ministerio y mantiene contacto con contrapartes de la cancillería federal.

'Ellos tienen que saber cual sería el costo de la salida. El costo más grande es que esto llevaría a que se desintegre la unión. El cálculo de las consecuencias que esto traería también lo tienen que hacer ellos', dijo Marisol Torres, analista de Helm Bank.

'La consecuencia de que Grecia salga es el efecto contagio y una eventual salida de otros países. Lo que quiere dejar ver es que tiene un compromiso con la unión y la estabilidad monetaria', agregó.

Por si fuera poco, la agencia de noticias Market News International afiliada a Deutsche Börse, la bolsa de valores de Alemania, informó que el mismo ministerio de Finanzas está 'considerando seriamente' un plan que obligaría a Grecia a salir del euro temporalmente hasta que organice sus cuentas. No obstante, otras agencias no han hecho eco de la información porque está basada en fuentes anónimas.

Por su parte, el primer ministro griego dejó en claro que estaba pidiendo a Alemania y Francia más 'aire' para implementar las reformas en lugar de solicitar más fondos, por lo que prometió obtener resultados concretos al achicar 'el déficit fiscal y el déficit de confianza' de Grecia.

'No estamos pidiendo más dinero. Estamos pidiendo unas bocanadas de aire', dijo Samarás. La negativa de otorgar más plazo se podría repetir con Hollande en su reunión de hoy.

BCE examina límite de rendimientos en compra de deuda

El Banco Central Europeo (BCE) está considerando establecer una banda de rendimientos dentro de la cual comenzaría a comprar bonos de países de la zona euro en problemas, dijeron a Reuters fuentes familiarizadas con el tema. Fijar un rango es una opción que está ganando peso entre los consejeros del banco central, pero la decisión no se tomaría antes del encuentro del BCE fijado para el 6 de septiembre.'Es una de las opciones que actualmente se están discutiendo en los grupos de trabajo y que serán analizadas por el Consejo de Gobierno', dijo la fuente.

Las opiniones

Martin Kotthaus
Portavoz del Ministerio de Finanzas de Alemania

“Los ciudadanos esperan del Gobierno que esté preparado para todos los escenarios relacionados con la crisis por improbables que estos sean”.

Marisol Torres
Analista de Helm Bank

“El gobierno alemán tiene que saber cuál sería el precio de la salida de Grecia. El costo más grande es que llevaría a que se desintegre la unión”.

Vanessa Santrich
Analista internacional de Ultrabursátiles

“Lo que queda claro es que ellos van a esperar hasta que la troika muestre los resultados para tomar cualquier decisión sobre más flexibilidad”.

TEMAS


Alemania