México descarta reunión ministerial con Brasil y exige ‘claridad’ en modificaciones de acuerdo comercial

México condicionó la celebración de nuevas reuniones entre los funcionarios de alto nivel con sus pares de Brasil, a que el gobierno brasileño entregue, “por escrito, con claridad y exactitud”, su propuesta de modificación del ACE 55, un acuerdo bilateral enfocado al comercio del sector automotriz.

Sólo así se darían los encuentros entre la canciller Patricia Espinosa y Bruno Ferrari, secretario de Economía, con sus contrapartes Antonio de Aguiar y Fernando Pimentel, respectivamente, en Brasil, durante una gira programada entre el 26 y 28 de febrero. La Secretaría de Economía informó que el gobierno mexicano espera recibir con esas características la propuesta de Brasil a más tardar el 17 de febrero, para determinar si acepta cambiar o no al ACE 55 o si éste será cancelado, tal como ha amagado con hacerlo Brasil.”Queremos, como ellos no lo habían pedido, incrementar nuestro comercio bilateral”, dijo Ferrari, aludiendo a la propuesta de Brasil de negociar un Acuerdo Estratégico de Integración Económica, cuyo inicio de negociaciones fue anunciado desde noviembre del 2010. “La cobertura de este acuerdo será integral y se examinarán todos los productos, servicios y demás temas comerciales”, dijeron en un comunicado conjunto.La primera ronda de negociaciones del Acuerdo Estratégico de Integración Económica fue cancelada el año pasado sin ninguna explicación oficial y, tras reprogramarse para finales de febrero del 2012, nuevamente se postergó por la petición brasileña de modificar el ACE 55.Al solicitar renegociar el ACE 55, que entró en vigor en el 2003, Brasil adujo un déficit creciente con México en el 2011. Pero en el acumulado de esos nueve años, Brasil tuvo un superávit de 12,416 millones de dólares en los productos cubiertos (vehículos ligeros y autopartes). La semana pasada, Espinosa encabezó una delegación para conocer las inquietudes de Brasil.

TEMAS


Brasil - México