México tiene superávit histórico con Estados Unidos

Reuters

En marzo el saldo fue de US$8.053 millones y, en los primeros tres meses, de más de US$18.000 millones

El Economista

Estados Unidos registró un déficit en su comercio de productos con México de 8,053 millones de dólares en marzo, batiendo récord para cualquier mes, informó la Oficina del Censo.

Las exportaciones de Estados Unidos a su vecino del sur fueron por 21,906 millones de dólares, mientras que sus importaciones originarias de México fueron por 29,959 millones de dólares.

La administración Trump se ha comprometido a adoptar una postura más agresiva para reducir los déficits comerciales bilaterales de Estados Unidos y promover el “comercio libre y justo”, destacando a China y a otros países como México, Japón y Alemania.

En marzo del 2017, el presidente Trump emitió una orden ejecutiva ordenando un “Informe general sobre déficits comerciales significativos”, en un contexto en el que China representa el desequilibrio comercial bilateral más grande de Estados Unidos, de 371,000 millones de dólares en 2017. El déficit comercial de Estados Unidos con México durante el primer trimestre se ubicó en 18,250 millones de dólares, 9% superior al observado en el primer trimestre de 2017.

Trump ha hecho de la renegociación del TLCAN una prioridad inicial prominente de su gobierno. Lo ha considerado como el “peor acuerdo comercial” y ha declarado que puede tratar de retirar a Estados Unidos del mismo. Sus críticas las ha centrado en el déficit comercial de su país.

Sin embargo, muchos economistas sostienen que el déficit comercial es producto de la política macroeconómica de Estados Unidos y que es probable que los tratados de libre comercio afecten la composición del comercio, pero tienen poco impacto en el saldo negativo en la balanza del comercio exterior estadounidense.

Uno de ellos, el economista de comercio alemán Gabriel Felbermayr, rechazó las frecuentes críticas de Trump de que las relaciones comerciales de Estados Unidos están desequilibradas, argumentando en cambio que los estadounidenses tienen un superávit con la Unión Europea.

“Las relaciones económicas en general no son injustas para Estados Unidos. En 2017, obtuvo un superávit en cuenta corriente (bienes, servicios y ganancias corporativas) de 14,000 millones de dólares con la Unión Europea”, dijo Felbermayr, quien es investigador del Instituto Ifo en Múnich, en un comunicado de prensa.

La Oficina del Censo anunció este jueves que el déficit de bienes y servicios de ese país fue de 49,000 millones de dólares en marzo, una rebaja de 8,800 millones frente a febrero pasado. Las exportaciones de marzo fueron de 208,500 millones de dólares, 4,200 millones más que las exportaciones de febrero. Las importaciones de marzo totalizaron 257,500 millones, 4,600 millones menos que las importaciones de febrero.

La disminución de marzo en el déficit de bienes y servicios de Estados Unidos reflejó una disminución en el déficit de bienes de 7,500 millones de dólares, a 69,500 millones, y un aumento en el excedente de servicios de 1,300 millones, a 20,500 millones.

En lo que va de año, el déficit de bienes y servicios aumentó 25,500 millones de dólares, o 18.5% frente al mismo periodo de 2017. Las exportaciones aumentaron 39,200 millones o 6.8 por ciento. Las importaciones escalaron 64,700 millones o 9.1 por ciento.

Lighthizer arriesga cierre del TLCAN: WSJ
Mientras que Donald Trump parece comenzar a cobrar conciencia de la importancia del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) para Estados Unidos, todo parece indicar que Robert Lighthizer, representante comercial de la Casa Blanca y responsable de la renegociación del tratado por Estados Unidos, no está en la misma sintonía y su estrategia podría hacer naufragar el acuerdo, opinó en un editorial el diario estadounidense The Wall Street Journal (WSJ).

Aun si el gobierno de Trump tiene éxito en reescribir el tratado incorporando ajustes polémicos como los que pretende en el sector automotriz o en los mecanismos de solución de controversias, se ve complicado que la bancada republicana en su Congreso —históricamente liberal en temas comerciales— vote a favor de esas modificaciones y apostar por un aval basado en el apoyo del ala demócrata proteccionista, no parece una buena idea, dijo el rotativo.

Criticó la obsesión de Lighthizer “un abogado comercial con una experiencia poco notable en los negocios” de dictar la manera en la que se determinan los salarios en la industria automotriz en otros países (México en este caso).

Afirmó que “el verdadero daño (de imponer una regla de origen automotriz con un componente salarial) sería para los trabajadores estadounidenses”, pues “se dañaría la disponibilidad de capital a medida que los inversores huyan de Norteamérica por sus mayores costos para hacer negocios”.

En su última propuesta sobre el tema, la administración de Trump planteó que 40% del contenido de los automóviles y 45% del de las camionetas provenga de regiones que pagan altos salarios. El WSJ defendió que “los empleos (de la industria automotriz) han sido salvados por un comercio más libre, el cual ha permitido eficiencias laborales y de producción que han vuelto a la industria estadounidense más competitiva”.

TEMAS


Estados unidos - México - Comercio - Tlcan