Ministro de Energía británico advierte de ‘desastre’ ante posible Brexit sin acuerdo

A nueve meses de que se concrete el Brexit, el país y la UE aún deben comenzar las negociaciones para definir su relación comercial.

Bloomberg

La falta de un acuerdo para el Brexit causaría estragos entre las empresas británicas, especialmente en el caso de las manufacturas, que dependen de estrechas cadenas de suministro.

Así lo considera el ministro de Energía e Industria, Richard Harrington, quien en una entrevista el martes defendió el derecho de las empresas a expresar públicamente su preocupación.

“Sería completamente desastroso para las empresas en este país”, dijo Harrington. Cuatro meses después de que la primera ministra, Theresa May, expusiera su visión para el futuro de la relación económica de Reino Unido con la Unión Europea, “es justo que las empresas se estén preguntando y ¿qué pasará ahora?”, afirmó.

A menos de nueve meses de que se concrete el brexit, el país y la UE aún deben comenzar las negociaciones para definir su relación comercial en el futuro, en medio de la división de los tories respecto a un acuerdo aduanero y de cómo mantener una frontera abierta entre Irlanda e Irlanda del Norte. May ha citado a una reunión a sus principales ministros el viernes, que tendrá lugar en su residencia fuera de Londres, para definir un camino futuro.

Las declaraciones de Harrington revelan la creciente influencia de las empresas en la política de May para el brexit. Se sabe que la primera ministra está trabajando en un plan para mantener al Reino Unido en una relación cercana a las reglas del mercado europeo después del brexit.

Derecho a expresarse

May ha dicho reiteradamente que un brexit sin acuerdo debe ser también una opción pero grandes empresas como Airbus SE y BMW AG han roto el silencio para advertir que deberán retirar inversiones de Reino Unido, si se instalan barreras comerciales con la UE. Esto generó críticas de altos políticos del Partido Conservador, entre ellas del ministro de Relaciones Exteriores, Boris Johnson.

Pero los políticos que critican a las empresas por hacer públicas sus preocupaciones “no entienden realmente cómo funcionan los negocios”, dijo Harrington.

El ministro señaló que los fabricantes de autos japoneses se establecieron en el Reino Unido por las promesas de la ex primera ministra Margaret Thatcher de un acceso al mercado único europeo. Harrington afirmó que empatiza con la preocupación de empresas como BMW, que fabrica el auto Mini en una planta cerca de Oxford, en el centro de Inglaterra.

“Hay partes del Mini que han entrado y salido del país siete veces antes de que se ensamblen”, dijo Harrington. “La gran mayoría de la producción se exporta a la Unión Europea. Es muy difícil ver las ventajas para empresas como éstas si tenemos una salida radical de la Unión Europea”.

TEMAS


Brexit - Unión Europea - Theresa May - Reino Unido - Airbus - BMW - desinversión