Monti ve “la luz al final del túnel” de la crisis, pese malos datos de eurozona

Reuters

El primer ministro italiano, Mario Monti, dijo que Europa empieza “a ver la luz al final del túnel” en la crisis de deuda soberana, pese a una ráfaga de datos económicos que parecen sugerir lo contrario.

Mientras el desempleo de la zona euro toca un máximo histórico, la huida de capitales desde España se acelera y las ventas minoristas vuelven a caer, el optimismo de Monti contrasta con el ánimo en los mercados, que están perdiendo la esperanza respecto a una rápida intervención del Banco Central Europeo para resolver los problemas de la región.

El Primer Ministro italiano, quien sostuvo una reunión ayer con el presidente francés François Hollande, abogó por una acción concertada de los fondos de rescate de la zona euro y el BCE para hacer bajar los costos de endeudamiento, que amenazan con dejar a España e Italia, la tercera y cuarta mayores economías de la zona euro, fuera de los mercados de deuda.

En respuesta a una pregunta en la emisora estatal RAI, Monti dijo: “es un túnel, pero está apareciendo alguna luz. Nosotros, y el resto de Europa, estamos acercándonos al final del túnel”.

Monti agregó que las decisiones tomadas en la cumbre del mes pasado empezaban a dar resultados. “Estamos viendo ahora los resultados tanto en la disposición de las instituciones europeas como de los gobiernos nacionales, incluyendo Alemania”, dijo.

“Tenemos que ser capaces de poner en marcha las medidas y los instrumentos acordados lo antes posible”, señalaron Hollande y Monti en un comunicado conjunto tras su reunión en París, mientras Monti presiona para que el Banco Central Europeo (BCE) y los fondos de rescate de la zona euro alivien los altos costos de financiación de España e Italia.

Pesimismo en las bolsas

Sin embargo, las acciones europeas sufrieron ayer su mayor caída diaria en más de una semana, arrastradas por nuevas dudas sobre si el Banco Central Europeo (BCE) acordará medidas concretas para controlar la crisis de deuda soberana.

El índice FTSEurofirst 300 cerró con una caída del 0,76%, a 1.064,84 puntos, sufriendo su mayor descenso diario desde la pérdida del 2,4% del 23 de julio.

El índice Euro STOXX 50 cayó 0,5%, a 2.329,77 puntos, y el sector bancario fue el de peor desempeño, con un descenso del 2,1%.

Operadores expresaron sus dudas acerca de si en la reunión del BCE del jueves se resolverán acciones claras para combatir la crisis.

La opinión

Lex van Dam
Administrador de fondos de cobertura de Hampstead Capital

“Todos están esperando al jueves para ver si Mario Draghi puede cumplir su promesa de recuperar el euro (…) Será mejor que saque un gran conejo de su sombrero”