Movistar y Vodafone se enzarzan en una guerra comercial por el fútbol

La estrategia de Movistar, con descuentos de un año al 50%, es contestada por su rival con una escalada de promociones, con TV premium gratis o fuertes rebajas durante dos años.

Expansión

Guerra comercial abierta entre Vodafone y Movistar, en pleno verano, y con el fútbol televisado como espoleta. La filial española del grupo británico, que ha tomado la decisión de desmarcarse de sus dos rivales, Movistar y Orange, en la compra de los derechos del fútbol -por lo que se ha quedado con una oferta limitada, sin El Partidazo ni el fútbol europeo- ha lanzado en los últimos días varias ofertas agresivas con la intención de contestar a las de Movistar, y para intentar retener a sus clientes convergentes de fútbol, unos 400.000, que se han convertido en el gran objetivo de sus dos principales rivales. Telefónica y Orange.

El nivel de tensión en el mercado se ha elevado en los últimos días porque Vodafone considera que algunas de las ofertas presentadas por Movistar para intentar arrebatarle su base de clientes de fútbol vulneran la regulación, por lo que ha denunciado a su rival ante el regulador del sector, la CNMC, como adelantó el lunes EXPANSIÓN.

Su mejor TV para todos

En ese clima de escalada de las hostilidades comerciales, la filial del grupo británico anunció ayer el lanzamiento de una oferta para todos sus clientes convergentes, es decir todos aquellos que ahora son clientes de Vodafone One, y los que se den de alta en el servicio convergente, por la que pueden acceder, de forma gratuita y durante un año, al paquete de Televisión Total. Esta oferta es la mejor agrupación premium de canales que ofrece Vodafone, en la que se incluyen todos los contenidos de HBO, del nuevo canal AXN Now, Filmin, Fox Play y Disney, además de otros contenidos audiodivuales.

La propuesta afecta a los cerca de 2,5 millones de clientes de Vodafone One que el grupo tenía a 30 de junio y, aunque es gratuita, se debe solicitar entre el 20 de agosto y el 30 de septiembre.

Además de esta oferta, Vodafone también ofrece la suscripción al paquete cine por 5 euros (frente a los 10 que cuesta habitualmente) y la posibilidad de acceder al paquete de fútbol de que dispone Vodafone por otros 5 euros mensuales.

Otras contestaciones

Pero estas ofertas, presentadas públicamente ayer, se unen a otras promociones anunciadas en los últimos días por otros canales menos masivos como las llamadas directas a los clientes de otras operadoras o en las tiendas.

Por ejemplo, a los clientes que en temporadas anteriores tenían el fútbol, ahora se les ofrece el paquete de 8 partidos de LaLiga por jornada de forma gratuita.

Además, en los últimos días, Vodafone también ha presentado una oferta de Vodafone One, con contenidos audiovisuales y un descuento del 50% durante 24 meses.

La enorme duración de esta promoción, inhabitual en España, más acostumbrados a promociones de seis meses o, como mucho, de un año, está pensada para que no pueda ser replicada por Telefónica. La operadora líder, al ser operador dominante, no puede lanzar unilateralmente nuevos precios o promociones que duren un año o más sin que antes sean autorizadas por la CNMC.

Los analistas del sector consideran que la respuesta de Vodafone constituye un aviso a Movistar acerca de que no le va a temblar la mano para ser muy agresivo comercialmente para contestar a las propuestas de Telefónica, que consideran irregulares.

Según esa visión, Vodafone, al haberse ahorrado una parte importante del coste del fútbol para esta temporada, dispone de más márgenes para desatar una guerra de precios si los considerase necesario. Esa guerra de precios perjudicaría a todos, pero los grupos que se han comprometido con el fútbol tendrían menos flexibilidad en sus márgenes.

Denuncias

Las quejas de Vodafone, que han provocado este aumento de respuestas comerciales, se concretan en dos tipos de oferta de Movistar: la que regala el fútbol hasta final de año, es decir durante cinco meses, y las que ha lanzado orientadas específicamente para atraer a clientes de operadoras que no han comprado el fútbol, como la propia Vodafone y las firmas de cable del norte, con descuentos de un 50% durante un año.

Respecto a la primera, Vodafone cree que es ilegal al regalar contenido audiovisual, algo que no puede hacer según la normativa, y al traspasar su dominancia en la TV de pago a otro segmento, como el mercado convergente. Sobre las ofertas específicas para clientes de Vodafone o de los cableros, que según el grupo británico no se extienden a Orange, el grupo británico considera que se trata de una represalia, por no haber adquirido el canal mayorista de fútbol de Telefónica.

Al no haber comprado esos canales, el coste del fútbol, que ya ha subido en términos absolutos respecto al ciclo pasado, se encarece aún más para Movistar y Orange, al tener que repartir los costes entre menos actores.

TEMAS


Vodafone - Movistar