Multa de la Comisión Europea a Google afectará la publicidad de la compañía

Reuters

Tiene 90 días para acatar la sanción

Sebastián Montes - smontes@larepublica.com.co

La estrategia de Google para ganar terreno en el mercado de redes y dispositivos móviles fue sancionada en la Comisión Europea. Ayer emitió una multa de US$5.075 millones contra el gigante tecnológico, la más grande que ha difundido hasta la fecha. Esta resolución impactaría directamente en sus ganancias relacionadas con anuncios y publicidad, que representarán 44% de los ingresos que se proyectan para este año.

Entre las razones que llevaron a la Comisión Europea a sancionar a Google está las exigencias que le hizo a los fabricantes para que preinstalen la aplicación de búsqueda de Google y la aplicación del navegador Chrome, como condición para otorgar licencias a la tienda de aplicaciones de Google.

Además, según la Comisión, la compañía otorgó incentivos financieros a algunos de los fabricantes de dispositivos móviles para preinstalar la búsqueda de Google entre sus dispositivos Android, que fue adquirido por el gigante tecnológico en 2005 y se encarga del funcionamiento de 80% de los celulares inteligentes de Europa.

Según el Wall Street Journal, la estrategia de unir la difusión de su sistema operativo con la preinstalación de aplicaciones le permitió a la compañía reunir cantidades de datos de teléfonos inteligentes y del uso de sus aplicaciones para orientar la publicidad hacia sus usuarios. Por ello, de cambiar este modelo, sus ingresos por publicidad se verían afectados. El experto en tecnología, Diego Santos, mencionó que “desde hace tiempo las compañías tecnológicas han sido muy cuidadosas en este aspecto (las sanciones), y ahora es el turno de Google para hacerlo frente a las reglas de la Unión Europea”.

LOS CONTRASTES

  • Diego SantosExperto en Tecnología

    “Desde hace tiempo las compañías tecnológicas han sido muy cuidadosas y ahora es el turno de Google”.


  • Daniel TovarExperto en Tecnología

    “Hace falta crear otro tipo de dispositivos y darles la oferta necesaria para evitar este tipo de acciones”.

Entre las pruebas que se esbozaron en el proceso estuvo el hecho de que 95% de todas las consultas de búsqueda que se realizan a través de los dispositivos Android se hacen en Google, mientras que en dispositivos Windows, donde las herramientas de Google no están preinstaladas, solo se registró un uso de las mismas cercano a 25%. El experto en tecnología, Daniel Tovar, mencionó que “hace falta crear otro tipo de dispositivos y darles la oferta necesaria para evitar este tipo de acciones monopólicas”. Este no es el único problema que enfrenta el gigante pues la Comisión Europea tiene la sospecha de que Google, a través de su servicio AdSense, estaría “abusando de su poder para proteger su estatus privilegiado” al imponer restricciones en los sitios web de terceros y dificultarles mostrar anuncios de búsqueda de sus competidores.

La Comisión Europea detalló que Google será responsable de los pagos de incumplimiento de hasta 5% de la facturación mundial diaria promedio de Alphabet, matriz de la empresa, si no abandona su “práctica monopolística” con Android durante los 90 días posteriores a la decisión. El director ejecutivo de Google, Sundar Pichai, dijo que la decisión “rechaza el modelo de negocios que respalda a Android, que ha creado más opciones para todos”.

No ha sido la única sancionada

Además de Google, la Comisión Europea también ha aplicado correctivos a otras empresas ligadas al sector tecnológico. Una de las sanciones más significativas en este rubro fue la que recibió Intel en 2009, cuyo monto llegó a US$1.239 millones a raíz de sus “prácticas antimonopolio” en el mercado de CPU x86, otorgando reembolsos a los fabricantes con la condición de que compraran todas sus CPU a la empresa. Por otro lado, otra de las empresas tecnológicas sancionadas fue Microsoft, multada en 2008 y 2013 con US$1.039 millones y US$656 millones, respectivamente.

TEMAS


Google - Comisión Europea - Unión Europea - Multas - Publicidad - Tecnología - Competitividad