Nuevas medidas tendrán un precio económico y político

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

Para tranquilidad de Bruselas e indignación de los sindicatos de trabajadores, el gobierno de Mariano Rajoy cumplió con lo prometido e hizo los recortes más drásticos en 35 años en los gastos del gobierno. Las medidas, en especial las relacionadas con el aumento del IVA y la disminución de los beneficios a los trabajadores, podrían profundizar la recesión económica y prometen despertar nuevas protestas.

El gobierno español anunció nuevas modificaciones en los gastos del gobierno y en el recaudo de la tributación, incluidos un aumento en el IVA del 18% al 21%; recortes en las bonificaciones de los salarios para empleados públicos, incluyendo primas de fin de año; eliminación de algunas libertades para administraciones locales; y la reducción del beneficio para los nuevos desempleados del 60 al 50%.

Los recortes en España tienen como propósito recaudar al rededor de US$80.000 millones para tratar de reducir el déficit del país, tal como se lo exige la Unión Europea (UE).

La Comisión Europea mostró ayer su satisfacción con los nuevos ajustes. 'Aplaudimos el anuncio de las nuevas medidas fiscales anunciadas por el Gobierno español. Es un paso importante para asegurar que se puedan cumplir los objetivos fiscales de este año', dijo un portavoz del comisario de Asuntos Monetarios de la UE Olli Rehn.

'España lo que hace es comprar tiempo frente a las otras naciones para que le crean su compromiso para bajar el déficit y ganarse su benevolencia. Estas políticas son un paso en ese sendero', dijo Jairo Velásquez, profesor de relaciones internacionales de la Universidad de la Sabana.

Estos compromisos ya han dado frutos: el consejo de ministros de la UE, reunido el martes, decidió extender el plazo para que el país redujera el déficit hasta 3% para el 2014.

Pero los costos políticos no se harán esperar. En la jornada de ayer los trabajadores mineros salieron a protestar por las reducciones del 63% en los subsidios a la minería que anunció el gobierno el mes pasado. A esto se le sumarán las protestas que programarán los sindicatos de los sectores más afectados.

El presidente de la Central de Funcionarios, Miguel Borra, dijo que se convocaría a un paro y movilizaciones cuyo alcance se decidiría en los próximos días. España tiene alrededor de 2,7 millones de empleados públicos.

Además, los dos mayores sindicatos españoles, la UGT y CC.OO. anunciaron una jornada de manifestaciones en todo el país para el próximo 19 de julio.

'Va a ser muy complicado para el gobierno y se está acercando la posibilidad que el Partido Popular no dure cuatro años en el poder. También se le vienen días muy sombríos al trabajador español. Por eso toca aguantar las protestas pero tienen que pensar en que se necesita ver resultados', dijo Velásquez.

Estas nuevas medidas también tienen un precio económico. El aumento del IVA promete ser un golpe para el bolsillo de los consumidores y las empresas.

'La pregunta ahora es si estas medidas son suficientes, porque los problemas de España están relacionados también con el crecimiento y se va a tener un periodo más largo de recesión', dijo Luis Carlos Guzmán, vicerrector académico de la Universidad Autónoma.

'Ahora la tendencia es gravar el consumo. Este tipo de impuestos generará un aumento en los precios de los productos pero garantiza un recaudo más fácil. Los precios van a aumentar y luego disminuir por la reducción de la demanda', agregó.

Por su parte las empresas que decidan no transferir el aumento del IVA para no incrementar el precio de sus productos, pueden verse golpeadas en sus ingresos, lo que proyectaría una expansión más lenta de sus negocios dependiendo del sector.

María Eugenia Plata, directora comercial y administrativa de Mango S.A. en Colombia, aseguró que, a pesar de esto, los precios de las prendas en el exterior no van a aumentar: 'los consumidores no van a ver el efecto del aumento del IVA cuándo vayan a comprar nuestras prendas. Ese aumento no va a ser transferido a ellos. Por política de la empresa, siempre tendemos a la disminución del precio'.

Por su parte, Texmoda, que distribuye Zara en Colombia, aseguró que el carácter reciente de la noticia no les permite aún divisar si va o no a existir un aumento, pero que, debido a que la marca tributa en Colombia, es muy probable que no lo tenga.

Consumidores serán los más afectados

La ampliación del impuesto del IVA impactará en los bolsillos de los españoles en plenas vacaciones de verano, uno de los periodos de más consumo del año. No se verán afectados los productos de la canasta familiar, pero sí subirá 2% el transporte, la hotelería, la construcción y las entradas a los teatros y cines. Las bebidas alcohólicas, el tabaco y los productos de higiene personal tendrán un IVA de 21%. El golpe al consumo también vendrá de las disminuciones en sueldo de los funcionarios públicos, quienes dejaran de recibir bonificaciones extras, y los posibles recortes en empresas que no a las que afecte el alza en impuestos.

Las opinones

Luis Carlos Guzmán

Vicerrector de la Universidad Autónoma

'La pregunta ahora es si estas medidas son suficientes, porque los problemas de España están relacionados con el crecimiento y se tendrá un periodo más largo de recesión'.

Jairo Velásquez

Prof. relaciones internacionales de U. de La Sabana

'Va a ser muy complicado para el gobierno y se está acercando la posibilidad de que el Partido Popular no dure cuatro años en el poder. También se le vienen días sombríos al trabajador'.

Juan Rosell

Presidente de la patronal CEOE

'Que todos estemos de acuerdo es prácticamente imposible, el Gobierno ha tomado las medidas que cree convenientes y que cree en esa vía de reducción de gasto'.

TEMAS


España