Nuevo arancel a carros mexicanos que propone Trump, afectaría a Nissan y KIA

EE.UU. aplicaría los impuestos por considerar temas de “seguridad nacional”.

Joaquín Mauricio López Bejarano - jlopez@larepublica.com.co

Esta semana el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, celebró que entre su país y México se llegó a un acuerdo para decirle adiós al Nafta y darle la bienvenida al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCan), al que ahora solo falta que Canadá decida si se une o no.

Uno de los puntos que más llamó la atención fue el que elimina los aranceles para autos en los que su producción sea hecha en 75% en alguno de los países de la alianza, mientras el 25% restante sí puede ser de Europa o América Latina.

Sin embargo, Reuters alertó sobre un posible cambio que quiere incluir Trump en el tratado final. Este consiste en que “podría imponer aranceles de hasta 25% a las importaciones de automóviles ligeros, SUVs y autopartes fabricadas en México por encima de ciertos volúmenes”, señaló la agencia.

Estados Unidos, para aplicar esta medida, se podría basar en la ley 232 que data de la Guerra Fría, en la que se habla de que “por motivos de seguridad nacional, las importaciones que superen el millón de unidades de ciertos sectores tendrán un impuesto de ingreso a territorio estadounidense”.

De inmediato, los afectados en este punto serían las marcas que tienen sus plantas de producción en México y tienen altos volúmenes de exportación, que según la Asociación Mexicana de la Industria Automotríz (Amia), son las asiáticas Nissan y KIA; pues al año la exportación de sus modelos a la Unión Americana se ubica entre 200.000 y 300.000 autos.

La misma suerte podría llegar en otros casos, como lo serían marcas que cada una superan anualmente los 100.000 vehículos enviados a Estados Unidos, como es el caso de Ford, Mazda y Volkswagen.

Pero en el informe que publicó Reuters, el encargado del sector privado en la renegociación del TLCan, Moisés Kalach, dijo que no cree probable que Estados Unidos imponga el arancel y que los actuales acuerdos comerciales para el sector están salvaguardados mientras tanto. “Tenemos un plan alternativo si ponen la 232, pero también tenemos la posibilidad de que se excluya a México de la 232 pues no hay argumentos claros sobre la amenaza a la seguridad nacional.

Hay que recordar que México solo en 2017 logró exportar a su país vecino 1,8 millones de vehículos en un conjunto de más de 10 marcas, y la proyección al cierre de este año es que termine en 2,4 millones de unidades. Además de los autos ya listos para la venta también envió autopartes que facturaron US$90.000 millones; y este tipo de herramientas también se verían sometidas al nuevo impuesto.

Hasta el momento, dentro de lo que ya está acordado por México y Estados Unidos en el nuevo tratado, solo tres autos de los que se producen en territorio azteca pasarían a tener un arancel de 2,5%, pues pasan el tope de producción regional de 75%. Estos son el Nissan Versa Sedan, Audi SQ5 y Fiat 500 que más de 80% se hace en un solo país.

TEMAS


Kia - Nissan - Chevrolet - Aranceles - Estados unidos - Carros