Nuevo gobierno determinará el futuro de Grecia ante la deuda y las relaciones externas

Reuters

Las elecciones de Grecia son determinantes para el país y para la Unión Europea desde diferentes sectores, principalmente porque este nuevo gobierno será el encargado de definir la posición del capital ante la deuda externa y su permanencia o no en la zona euro.

Ante este escenario, por supuesto, los discursos de los candidatos que optaron a la presidencia del nuevo gobierno permiten prevér las acciones de Grecia durante los próximos años.

El pasado viernes, durante el cierre de su campaña electoral, el líder conservador griego Antonis Samaras dijo que el país enfrenta la opción de mantener el euro o de sufrir una 'pesadilla' con la vuelta del dracma, en unas elecciones que aún hoy amenazan con generar turbulencias a lo largo de la zona euro.

En un discurso para sus seguidores antes de las elecciones del pasado domingo, Samaras volvió a prometer que en caso de ser electo renegociará los términos del rescate internacional para promover el crecimiento y el empleo, pero dijo que un 'choque' con sus socios europeos implicaría el fin del euro para Grecia.

Estas son unas elecciones 'para decidir el futuro de Grecia y de nuestros niños', dijo el líder del partido Nueva Democracia en Atenas, y agregó que 'la primera decisión que el pueblo griego debe tomar es: euro versus dracma'.

Frente a la posición del candidato de Nueva Democracia, el joven líder de Syryza, Alexis Tsipras, quien empata en las encuestas con Samaras, está amenazando con romper los términos de castigo del rescate de $130 millones de euros que mantiene a Grecia a salvo de la bancarrota.

Ninguno de los partidos lograría una victoria clara y con estas elecciones habrán negociaciones para crear una coalición contraria o favorable al rescate. O, en su caso, para replantear los términos del acuerdo económico del país.

Autoridades de la zona euro han dejado entrever que podrían dar al nuevo gobierno cierto margen de maniobra sobre cómo cumplir las metas fiscales fijadas en el rescate, pero han dicho que los objetivos no serían cambiados.

Los acreedores de Grecia dicen que dejarán de financiar al país si los electores rechazan el rescate. Tsipras no cree en esas advertencias y sostiene que los europeos no pueden permitirse soltarle la mano a Grecia porque el contagio se sentiría inmediatamente en economías más grandes como la española o la italiana.

Por su parte, una gran mayoría de los griegos no quiere abandonar el euro, pero tampoco quieren ver recortados sus pensiones, sus salarios o perder sus empleos como imponen los términos del rescate.

Bolsas del mundo se mueven en torno a elecciones
La bolsa chilena cayó en la semana en medio de la incertidumbre previa a las elecciones presidenciales en Grecia que serían clave para el futuro de la zona euro. A ello, se suman el peso y la bolsa de México cerraron mixtos el viernes ante la misma situación.

Asimismo, la bolsa peruana cayó el viernes en una jornada volátil en la que los inversores aún mostraban temor por el impacto que puedan tener las elecciones en Grecia en los mercados financieros internacionales y en la Zona Euro.

TEMAS


Elecciones 2018 - Gobierno - Grecia