Nuevos datos reflejan un mayor debilitamiento de la economía de EE.UU.

Reuters

El número de estadounidenses que realizaron solicitudes iniciales de subsidio por desempleo subió la semana pasada y los manufactureros sufrieron una caída inesperada en sus pedidos en junio, lo que sugiere que la economía lucha por salir de un período de debilidad.

La economía ha perdido impulso en los últimos meses, afectada por temores de mayores impuestos y fuertes recortes de gastos del Gobierno para el próximo año, además de por los problemas de deuda en Europa.

La actividad fabril se ha enfriado y la creación de empleos se ha frenado agudamente. ?La evidencia de los datos ha sido decepcionante en muchos frentes. No hay muchos puntos positivos?, comentó Paul Edelstein, economista de IHS Global Insight.

La Reserva Federal señaló el miércoles que estaba dispuesta a aliviar aún más la política monetaria y observó que la actividad económica se había desacelerado en el primer semestre y que el desempleo se mantiene elevado. Muchos economistas esperan que la Fed lance una tercera ronda de compras de bonos.

Se espera que un informe que divulgará el Gobierno hoy muestre que los empleadores agregaron a 100.000 nuevos trabajadores a sus nóminas el mes pasado, según un sondeo de Reuters, ante 80.000 en junio.

Eso sería más que el promedio mensual de 75.000 en el segundo trimestre, pero mucho menos que el aumento promedio mensual de 226.000 en los tres primeros meses del año.

Las solicitudes iniciales del seguro estatal de desempleo subieron en 8.000 a un total desestacionalizado de 365.000, dijo ayer el Departamento de Trabajo, menos que los 370.000 pronosticados por analistas.

Además, los nuevos pedidos a las fábricas estadounidenses cayeron un 0,5% en junio, tras subir en el mismo margen el mes anterior, debido a la disminución de la demanda para una gama de ítems como vehículos motorizados, maquinaria y computadores. Las bolsa no se vieron afectados por estos datos.

TEMAS


Estados unidos