Obama dice G8 ratifica política sobre programa nuclear Irán

Reuters

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el sábado que los líderes del Grupo de las Ocho mayores economías se compromete a continuar con la actual política de sanciones, presión y discusiones diplomáticas con Irán por su programa nuclear.

"Esperamos que se pueda resolver este tema de una forma pacífica que respete la soberanía de Irán y los derechos de la comunidad internacional, pero que también reconozca sus responsabilidades", afirmó el mandatario demócrata a periodistas en la cumbre del G8 en Camp David, Maryland.

Un funcionario estadounidense dijo el viernes que los líderes del G8 habían acordado que Irán debe dar más información sobre sus actividades nucleares altamente sensibles.

Camp David un lugar de recogimiento

Ocho de los líderes más poderosos del mundo pasaron una noche juntos en el bosque. En una suerte de fiesta en pijamas VIP, los jefes de Estado del G8 se alojaron en cabañas rústicas en una zona rural del estado de Maryland, donde el refugio presidencial conocido como Camp David es la sede de la cumbre de gobernantes de las mayores economías del mundo.

El presidente Barack Obama recibió a sus pares de Gran Bretaña, Francia, Alemania, Italia, Japón, Rusia y Canadá tarde el viernes. Originalmente, la reunión se iba a realizar en Chicago, donde Obama presidirá una cumbre de la OTAN del domingo al lunes, pero el encuentro fue trasladado al retiro para darle un toque más informal.

"La idea era que la gente disfrutara al estar en un ambiente más casual", dijo Obama a la prensa en marzo. Se piensa que es un modo de reducir la exposición ante posibles protestas en Chicago.

Camp David fue inaugurado en 1942. Ubicado a 60 kilómetros de Washington, tradicionalmente ha sido el lugar donde los presidentes estadounidenses se alejan del ajetreo de la Casa Blanca, y también ha servido para alojar a dignatarios extranjeros, aunque normalmente uno a la vez.

Sus dos cumbres previas incluyeron sólo un par de líderes de visita al mismo tiempo: las negociaciones de paz del Gobierno de Bill Clinton con el primer ministro israelí Ehud Barak y el presidente de la Autoridad Palestina Yasser Arafat el 2000; y las charlas en 1978 que organizó Jimmy Carter entre el primer ministro israelí Menachem Begin y el presidente egipcio Anwar Sadat, que produjeron el histórico acuerdo de paz de Camp David.

La Casa Blanca dijo que cada uno de los líderes del G8 tendría su propia cabaña en Camp David.

"El sistema de ubicación obviamente es clasificado; realmente no puedo dar detalles", dijo a la prensa Tom Donilon, asesor jefe de seguridad nacional de Obama.

Donilon usó dos veces la palabra "adecuado" para describir las dependencias que albergan a la canciller alemana, Angela Merkel, el primer ministro británico, David Cameron, el nuevo presidente francés, Francois Hollande, el primer ministro italiano, Mario Monti, el primer ministro de Canadá, Stephen Harper, el primer ministro ruso, Dmitry Medvedev y el primer ministro japonés, Yoshihiko Noda.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, y el jefe del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, también se quedaron en Camp David para la cumbre que termina el sábado.  
 

TEMAS


Barack Obama