Ocde culpa a empresas tecnológicas “superestrellas” de lento crecimiento de salarios

Una de las consecuencias de la crisis económica de 2008 fue que muchos trabajadores fueron obligados a aceptar bajos salarios.

Reuters

Aunque el desempleo en la mayoría de los países de la Ocde ha regresado a los niveles pre-crisis, el crecimiento de los sueldos no lo ha hecho, a pesar de que muchos mercados laborales tienen los niveles de desocupación más bajos en los registros, dijo, en su informe anual sobre empleo, el organismo con sede en París.

Una de las consecuencias de la crisis económica global de 2008-2009 fue que muchos trabajadores fueron obligados a aceptar posteriormente trabajos con bajos salarios, afectando al crecimiento general de los sueldos.

La Ocde dijo que había otro factor en juego: la mejora de la productividad no está traduciéndose en sueldos más altos para todos los trabajadores como ocurría en el pasado en la mayoría de las economías.

Las razones para el lento crecimiento de los sueldos post-crisis ha sido uno de los grandes debates económicos en los últimos años dado que unos mercados laborales fortalecidos supusieron en el pasado subidas generalizadas de sueldos y, con ellas, un aumento en la inflación.

La Ocde se introdujo en el debate sugiriendo que se podría culpar parcialmente a las llamadas empresas “superestrellas” de la debilidad del crecimiento de los sueldos, que se ralentizó a una subida del 1,2% una vez tenidos en cuenta los efectos de la inflación en los países de la Ocde, frente al 2,2% de antes de la crisis.

Según argumentó, buena parte del crecimiento de la productividad había sido generado por un pequeño número de empresas innovadoras que invierten masivamente en tecnología, pero emplean a pocos trabajadores en comparación con otras más tradicionales.

Como resultado, la parte total de la renta nacional que es destinada a los trabajadores y no a los inversores se ha visto reducida en la Ocde, especialmente en Estados Unidos, Irlanda, Corea y Japón.

TEMAS


OCDE - Crecimiento salarial - Estados unidos - Irlanda - Corea del Sur - Japón