OEA deja a Colombia decisión de invitar a Cuba a la Cumbre

Paula Medina - pmedina@larepublica.com.co

Después de que los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) reclamaran la asistencia de Cuba a la Cumbre de las Américas, el gobierno colombiano estaba confiado en que sería la Organización de Estados Americanos (OEA) la encargada de determinar si el gobierno de los Castro podía participar en el encuentro.

Aunque la canciller, María Angela Holguín, se ha visto abierta a la posición de los países del Alba y tuvo varios contactos con el gobierno cubano para indagar si quería asistir o no al encuentro multilateral, siempre fue clara en que la decisión final estaba en manos de Cuba y de la OEA.

Sin embargo, en entrevista con la agencia española Efe, el secretario de Asuntos Jurídicos de la OEA, Jean Michel Arrighi, remarcó que Colombia tiene la potestad de gestionar la invitación de Cuba a la Cumbre de las Américas y recordó que este asunto escapa al ámbito del organismo hemisférico.

'Las gestiones están en manos del país sede de la Cumbre, que es quien decide a quién invita, que es Colombia', dijo Arrighi a Efe en Asunción, dejando en aprietos diplomáticos al gobierno de Juan Manuel Santos que ahora debe decidir entre darle gusto a países vecinos como Venezuela y Ecuador invitando a Cuba o hacer caso a Estados Unidos, su principal socio comercial, y dejar al gobierno de la isla por fuera de la Cumbre por su régimen anti-democrático.

'Será una cuestión de ponerse de acuerdo con los demás países que participan de la reunión, si quieren que (Cuba) esté o no. Esto escapa totalmente a mi competencia, ese no es tema de la OEA', insistió el secretario.

De esta manera, queda en manos de la diplomacia colombiana acercar posturas. La canciller Holguín ha dicho 'lo que si queremos es que todos estemos de acuerdo, no queremos imposiciones, no queremos que unos quieran y que otros no'.

No será fácil un consenso entre países miembro
La tarea que ahora queda en manos del gobierno colombiano de acercar posturas entre los países miembros de la Organización de Estados Americanoa (OEA) para definir la asistencia de Cuba no será fácil.

EE.UU ha sido claro en que Cuba no debe asistir a la Cumbre de Cartagena hasta que no realice reformas democráticas, asi se reintegre a la OEA. Mientras los gobiernos del Alba ratificaron su posición de apoyar la reintegración de Cuba en todos los encuentros que tenga la región, incluida la cumbre de la que Colombia es anfitriona.

 

TEMAS


Colombia