OMC falla contra EE.UU. en caso de etiquetado de carne

Reuters

Estados Unidos perdió una parte clave de su apelación contra el dictamen de la Organización Mundial de Comercio sobre reglas para etiquetar la carne, lo que significa que podría tener que dejar de obligar a los minoristas a mostrar el país de origen de la carne que venden.

El cuerpo de apelaciones de la OMC dijo que las reglas estadounidenses para etiquetar el país de origen, conocidas como COOL, eran erradas porque daban un tratamiento menos favorable a la carne de vacuno y porcino de Canadá y México, que presentaron el caso, que a la carne de Estados Unidos.La decisión le da tiempo a Estados Unidos para acatar el dictamen y no altera de inmediato las normas de etiquetado.

El etiquetado de carne se hizo obligatorio en marzo del 2009 tras años de debate. Los consumidores y los mayores grupos agrícolas en Estados Unidos apoyaron el requerimiento, señalando que los compradores deberían tener información para distinguir entre los productos estadounidenses y los extranjeros.

Los grandes procesadores de carne se opusieron a la disposición, señalando que esta elevaría innecesariamente los costos e interrumpiría el comercio.

Un panel de la OMC dictaminó en noviembre que la disposición sobre etiquetado violaba las normas del organismo sobre barreras técnicas al comercio. La ley estadounidense sobre etiquetado requiere que los almacenes de productos coloquen etiquetas en los cortes de carne, cerdo, cordero, pollo y carne molida o den información sobre el origen de la carne.

Para ser clasificada como de origen estadounidense, la carne debe provenir de animales nacidos, criados y sacrificados en Estados Unidos.

La carne de animales criados en México o Canadá y que son sacrificados en Estados Unidos debe ser etiquetada como un producto de origen mixto.

Canadá y México comercian volúmenes considerables de ganado vacuno y porcino demarcado como de origen de Estados Unidos.

TEMAS


Estados unidos