ONU enviará hasta 300 observadores a Siria

Reuters

El Consejo de Seguridad del ente internacional votó hoy, por unanimidad, adoptar una resolución que autoriza un despliegue inicial de funcionarios militares desarmados por tres meses, para supervisar un frágil cese al fuego en un conflicto que se ha extendido por 13 meses.

 

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon celebró la decisión del Consejo de Seguridad e instó al gobierno de Siria y a la oposición a permitir el despliegue de las fuerzas.
 
"(Ban) llama al Gobierno de Siria y a los otros partidos a crear rápidamente las condiciones necesarias para el despliegue de la misión", declaró su portavoz en un comunicado. "Enfatiza la necesidad de que el Gobierno de Siria ponga fin a toda la violencia y violaciones a los derechos humanos, y que en particular termine con el uso de armamento pesado y que retire tales armas y unidades armadas de centros poblados", decía el comunicado.
 
El borrador de resolución dice que el envío de la misión, que se llamará UNSMIS, estará "sujeto a la evaluación del secretario general de la ONU de eventos en el país, incluido el cese de la violencia".
 
Al igual que la resolución del consejo de la semana pasada que autorizaba el despliegue de un equipo de avanzada de hasta 30 observadores, el borrador del sábado hace un llamado tanto al Gobierno sirio como a la oposición para que pongan fin a los combates que ya han provocado la muerte de miles de personas en el último año.
 
La decisión del Consejo de condicionar el despliegue de la UNSMIS a la evaluación de Ban sobre el cumplimiento de la tregua refleja el hecho de que tanto Estados Unidos como las delegaciones europeas temen que el Gobierno sirio no sea capaz de detener la violencia, devolver las tropas a los cuarteles y retirar las armas pesadas.
 
El embajador ruso ante la ONU, Vitaly Churkin, acogió con beneplácito la aprobación de la resolución.
 
"Ahora vemos que el principal objetivo es el respeto inquebrantable claro por todas partes de las disposiciones de la resolución", dijo al consejo. "Cualquier desviación en términos de interpretación, o la desviación de las disposiciones es inaceptable", añadió.
 
El embajador francés Gerard Araud dijo que "nos estamos arriesgando" con el despliegue de la UNSMIS, y agregó que el Consejo tendría que considerar sanciones si Damasco continúa con la violencia. 

TEMAS


ONU