Oposición griega endurece su postura contra el rescate financiero

Reuters

El líder opositor griego Alexis Tsipras endureció su línea contra el rescate financiero internacional para el país el sábado, prometiendo que combatirá una ronda de austeridad que Atenas está negociando con sus prestamistas.

El izquierdista de 38 años afirmó que movilizará a sus legisladores y partidarios contra las medidas para impedir que éstas causen un daño irreparable para la economía griega, luego de más de dos años de medidas de austeridad que han reducido los salarios en un tercio.

"El momento de para la catástrofe es ahora", declaró Tsipras en un discurso en Tesalónica. "Estas medidas no deben ser aprobadas. Darán el golpe final al pueblo", agregó.
 
Capitalizando en la frustración popular con recortes pasados, el Partido Syriza de Tsipras emergió desde la marginalidad política para convertirse en el segundo mayor partido en las elecciones de junio, cuando perdió por un estrecho margen ante el primer ministro conservador Antonis Samaras, quien ahora lidera una frágil coalición de tres partidos.
 
Atenas está negociando actualmente con inspectores de la Unión Europea y del Fondo Monetario Internacional (FMI) por nuevos recortes que afectarán aún más a los ingresos de los hogares tras cinco años consecutivos de recesión y un desempleo de casi un 25%.
 
Exasperados por su pobre actuación hasta el momento, los prestamistas están presionando a Grecia para que apruebe las medidas pronto si quiere calificar para nuevos pagos en el marco del rescate y así evitar una bancarrota desordenada que podría forzar al país a abandonar el euro.
 
Violentas manifestaciones contra medidas de austeridad anteriores contribuyeron a la caída del Gobierno socialista que negoció el primer rescate de Grecia en mayo del 2010. Los mayores sindicatos del país han llamado a una huelga de 24 horas contra las medidas planificadas, paro que tendría lugar el 26 de septiembre.
 
La única forma en que Grecia puede lidiar con el aumento de su deuda es repudiando buena parte de ella, sostuvo Tsipras: Esa es la única forma creíble y viable de salir de la recesión", manifestó.
 
El líder opositor agregó que Grecia debe trabajar con otros países europeos endeudados y desestimó preocupaciones de que arriesga a que expulsen al país de la zona euro.
 
"Nadie en la zona euro tiene un motivo político para forzar a un país a salir", declaró. "Alemania definitivamente no tiene ese motivo", agregó.
 
El Gobierno griego desestimó las promesas de Tsipras de repudiar la deuda y revertir todos los recortes de salarios y de pensiones realizados en los últimos dos años.
"Lo único que no aclaró es en qué moneda honrará sus promesas", declaró el portavoz del Gobierno, Simos Kedikoglou. "En Syriza, están soñando con imprimir dracmas", concluyó.   
 

TEMAS


Grecia