Países en desarrollo deberán enfrentarse a tiempos más difíciles: Banco Mundial

Reuters

Los países en desarrollo deberían prepararse para un largo período de volatilidad en los mercados financieros globales y para un crecimiento más débil, conforme crecen las tensiones por el recrudecimiento de la crisis europea, dijo el Banco Mundial.

Al advertir que la situación en Europa podría deteriorarse, el Banco Mundial señaló en un informe que los países en desarrollo deberían prepararse para tiempos más difíciles, mediante una reducción de su deuda de corto plazo y de los déficits presupuestarios. Moverse hacia una política monetaria más neutral también sería de ayuda, agregó, para que se puedan tomar más rápidamente medidas de alivio.

"Los mercados globales de capital y la confianza inversora se mantendrían volátiles en el mediano plazo, lo que haría difícil la configuración de la política económica", dijo Hans Timmer, director de perspectivas de desarrollo del Banco Mundial.

El funcionario dijo que las autoridades en los países en desarrollo deberían "alejarse de la lucha contra el fuego para fortalecer el potencial crecimiento subyacente", enfocándose en las reformas e inversiones de infraestructura en vez de reaccionar a eventos de cada día en la economía mundial.

El reporte de Perspectivas Económicas Globales pronostica que el crecimiento en los países desarrollados podría desacelerarse a un 5,3% en el 2012 desde el 6,1% del año pasado. El Banco Mundial dijo que espera que se fortalezca a un 5,9% en el 2013 y a un 6% en el 2014.

El pronóstico tuvo pocos cambios respecto a enero

El Banco Mundial dijo que la economía global, que creció un 2,7% el año pasado, podría expandirse un 2,5% este año, acelerándose a un 3% en el 2013 y un 3,3% en el 2014, sin cambios respecto al panorama de enero.

Timmer advirtió que aún era posible una grave crisis financiera, pese a que era más probable "un escenario confuso".

Los mercados financieros ya están en el borde, y los inversionistas acaparan los seguros bonos gubernamentales de Alemania y Estados Unidos ante el temor de que las elecciones del domingo en Grecia abran la puerta a una salida de Atenas de la zona euro.

El sábado, la Unión Europea acordó un rescate de hasta 100.000 millones de euros (US$125.000 millones) para los bancos españoles, mientras que Chipre apuntó fuertemente el lunes a que podría necesitar también un rescate internacional.

Timmer dijo que resolver los problemas de Europa era un desafío de pargo plazo.

"No hay balas de plata. No puedes resolver los problemas en un fin de semana. Hay cambios estructurales necesarios para restaurar realmente el potencial de crecimiento en Europa y otros países de altos ingresos", declaró.

Los pronósticos actualizados del Banco Mundial proyectan que la economía de la zona euro se contraerá en un 0,3% este año, antes de reanudar su crecimiento a un 0,7% durante el 2013 y un 1,4% en el 2014. Creció un 1,6% el año pasado.

Pese a las mayores tensiones financieras globales, cerca de un 60% de los países en desarrollo operan en su potencial o por sobre él, dijo el Banco Mundial. En el mundo en desarrollo, el este y centro de Europa, Oriente Medio y el Norte de África han sido los más afectados.

El banco prevé que el crecimiento económico de China se moderará al 8,2% este año desde el 9,2%  del 2011, antes de recuperarse a un 8,6% en el 2013.

"En nuestra visión, esa desaceleración es algo que trae a China a un camino mucho más sostenible", dijo Timmer. "China era uno de los países en los que podías argumentar que llegaron a problemas de capacidad", agregó.

En el este y centro de Europa, la liquidación de activos de parte de bancos matrices europeos desacelerará el crecimiento en la región a un 3,3 por ciento este año desde el 5,6% del 2011, antes de que se inicie una modesta recuperación el próximo año al 4,1% dijo el banco.

También proyectó que el crecimiento en América Latina y el Caribe caerá a un 3,5 por ciento este año, afirmándose a un 4,1% y 4,0% en el 2013 y 2014, respectivamente. La región creció un 4,3% en el 2011. La economía de Brasil probablemente operará por debajo de su potencial en un 2,9% en el 2012, antes de subir nuevamente a un 4,2% el próximo año, agregó.
 

TEMAS


Banco Mundial