Partido de Ángela Merkel pierde poder en votación estatal

Los socios conservadores de la canciller alemana, Angela Merkel, empatarían con sus rivales social demócratas (SPD) en una elección en el estado de Schleswig-Holstein, según proyecciones publicadas este domingo.

_Esta situación puede generar difíciles semanas de conversaciones de la coalición para formar un Gobierno. La red televisiva alemana ARD proyectaba a los demócrata cristianos (CDU) de Merkel con un 3,6 por ciento, su peor resultado en ese estado desde 1950, y al SPD con un 29,9 por ciento, basado en sondeos a boca de urna luego de que los centros de votación cerraran a las 1600 GMT.

El resultado le daría a ambos partidos 22 escaños en la asamblea de 69 puestos. El confuso resultado en el estado norteño de 2,8 millones de habitantes cerca de la frontera con Dinamarca apunta a una mayor cantidad de opciones de coalición, incluyendo una "gran coalición" de los dos grandes partidos o gobiernos de tres vías que involucren a partidos más pequeños.

Quizás el resultado más probable es una coalición del SPD, los Verdes y el Partido Schleswig Sur (SSW), que representa a la minoría danesa del estado. "Esta es nuestra meta", dijo el principal candidato de SPD, Torsten Albig, a la televisión pública alemana.

"Si eso no funciona, veremos qué otras coaliciones son posibles", comentó. Los ambientalistas Verdes se mantuvieron en un 13,6 por ciento mientras que los Piratas, quienes se abalanzaron a la escena política el año pasado, poseían un 8,1 por ciento que les bastaba para ingresar a su tercera asamblea regional.

La postura firme de Merkel a través de los dramas de la crisis de la zona euro ha dejado su popularidad personal intacta. Pero su coalición de centro derecha se ve en peligro tras una caída en el apoyo público para los socios menores, los Demócratas Libres (FDP), debido a riñas internas y líderes quisquillosos.

El FDP, que ha abandonado cinco asambleas estatales en el país, repuntó para volver a la asamblea de Schleswig-Holstein con un 8,3 por ciento de la votación. Merkel quiere ganar un tercer mandato en el 2013 y seguir adelante con su intento de imprimir la disciplina presupuestaria alemana en toda la zona euro. Sin embargo, probablemente deberá encontrar nuevos aliados el próximo año.

TEMAS


Francia