Pedro Sánchez se posesionó este sábado como nuevo presidente de España

El mandatario asumió el cargo ante el Rey Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela.

Expansión

Pedro Sánchez asumió su cargo como presidente del Gobierno ante el Rey Felipe VI en un acto en el Palacio de la Zarzuela.

“Prometo, por mi conciencia y honor, cumplir fielmente con las obligaciones del cargo de presidente del Gobierno, con lealtad al Rey, y guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, así como mantener el secreto de las deliberaciones del Consejo de Ministros”, leyó Sánchez mientras apoyaba su mano derecha delante del ejemplar de la Carta Magna de 1978, abierto por el artículo 62.

Lo hizo ante Mariano Rajoy y sin presencia de la Biblia y del crucifijo por primera vez en democracia. También acudió la presidenta del Congreso de los Diputados, Ana Pastor, el presidente del Senada, Pío García Escudero, y el ministro de Justicia en funciones, Rafael Catalá, como notario mayor del Reino.

Sánchez optó por esta fórmula después de que la Casa del Rey acordara en julio de 2014, poco después de la proclamación de Felipe VI, dar la opción a los altos cargos de jurar o prometer ante la Biblia y la cruz o sin ellas delante.

En el caso de Adolfo Suárez, Leopoldo Calvo-Sotelo, José María Aznar y Rajoy, prefirieron el juramento para expresar fidelidad al cargo, mientras que Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero se inclinaron por la promesa.

El acto fue muy rápido y en un clima de cierta tensión. Rajoy deseó “mucha suerte” a su sucesor.

Sánchez llegó por vez primera al Palacio de la Moncloa como presidente del Gobierno. Acudió acompañado por su jefe de gabinete, Juan Manuel Serrano, de su máxima confianza y que fue una de las dos primeras personas que, junto con su directora de Comunicación, Maritcha Ruiz Mateos, le convencieron para no tirar la toalla tras su dimisión como secretario general y su renuncia al escaño en 2016.

En la Moncloa, Sánchez fue recibido por la secretaria general de la Presidencia del Gobierno, María Rosario Pablos.

También le esperaban la directora adjunta del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, Cristina Isasi, así como diversos funcionarios de carrera de diversas unidades del complejo presidencial.

Pablos e Isasi fueron las encargadas de hacer de anfitrionas del nuevo presidente en sus primeros momentos en la Moncloa y le acompañaron por varias dependencias del edificio, entre ellas la que va a ser a partir de ahora su nueva residencia, el edificio del Consejo de Ministros y el del portavoz del Ejecutivo, así como su despacho oficial.

Fuentes del Ejecutivo informaron que la presencia de Sánchez en la Moncloa ha sido protocolaria y que aún no se instalará en el complejo que ha abandonado Rajoy, tras triunfar en el Congreso la moción de censura presentada contra él por el PSOE.

El traspaso de poderes debe producirse de forma muy rápida y el próximo viernes ya podría celebrarse la primera reunión del Consejo de Ministros. Aunque aún no se conoce quien compondrá el Gabinete. Esta mañana, la portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Margarita Robles, ha confirmado que será “socialista y en minoría”, y no incluirá a miembros de Podemos.

TEMAS


Gobierno - España - Mariano Rajoy - Elecciones