Perú aprueba estímulo por US$760 millones para atenuar el efecto de la crisis

Reuters

El Gobierno de Perú aprobó un crédito suplementario de US$760 millones para atenuar los efectos en el país de la crisis de deuda en la zona euro, elevando su estímulo fiscal a alrededor de un 3,5% del Producto Interno Bruto.

El ministro de Economía, Luis Castilla, dijo en una conferencia de prensa que el Gobierno ampliará además sus programas sociales, especialmente para sectores vulnerables y muy pobres en el interior del país y para los jubilados.

"En primer lugar se ha aprobado un crédito suplementario por poco más de 2.000 millones de soles (unos US$760 millones), de los cuales dos tercios se asignan a proyectos de inversión publica en ejecución", dijo el ministro tras una reunión del gabinete del presidente Ollanta Humala.

El objetivo "es dinamizar el gasto público de cara al deterioro en el entorno internacional. La situación externa sigue siendo bastante incierta y queremos de manera preventiva hacer un impulso fiscal", agregó Castilla.

Perú es un gran exportador de minerales y una crisis a nivel global desatada por Europa reduciría los precios de los metales y la demanda de materias primas por parte de países desarrollados.

El ritmo de crecimiento de la economía local se desaceleró en abril a un 4,37% interanual, la menor tasa desde enero del 2010, en medio de una contracción del sector fabril y de sectores primarios como el pesquero.

Pese a esta desaceleración, el Gobierno mantiene su estimado de expansión económica de 6% para este año.

"Lo que queremos es que el país pueda seguir creciendo a las tasas que ha venido haciendo y poder mitigar en parte los embates que pudieran haber de una crisis que todavía no culmina afuera", afirmó el ministro Castilla.

El funcionario dijo que el Gobierno está además ampliando la vigencia de algunas medidas que se aprobaron el año pasado, como acortar plazos para la ejecución de proyectos de inversión, acelerar contrataciones públicas, y extender garantías para las pequeñas empresas y para exportadores de productos elaborados.

"Estamos en proceso de flexibilizar los mecanismos que rigen al sistema nacional de inversión publica", refirió.

La exportación de minerales de Perú -segundo productor mundial de cobre, zinc y plata y sexto de oro- es clave para su balanza comercial, dado que representa el 60 por ciento de todas las exportaciones locales.

De hecho, el superávit comercial de Perú ha sido erosionado por una menor demanda en los mercados globales y el país registró en abril su primer déficit comercial en más de tres años atribuido mayormente a una caída de las exportaciones mineras.

 

TEMAS


Perú