Pese a la lluvia, se perdió hasta 40% de la soja

Ripe

Las lluvias que se registran de manera regular desde principios de mes en Argentina, y que durante el fin de semana se extendieron por buena parte del área agrícola, no alcanzaron a cambiarle el humor a los productores.

Es que si bien evitaron que se siguieran dañando los cultivos, no pudieron con las irreversibles pérdidas que quedaron después de dos meses de calor y sequía.