Petrobras perdió un tercio de su valor bursátil por el paro de camioneros

Bloomberg

Hubo protestas por los precios del diésel

Carlos Gustavo Rodríguez Salcedo

La petrolera brasileña Petrobras es las gran perjudicada del paro de camioneros en Brasil que parece que ya llegará a su fin tras las concesiones del Gobierno de Michel Temer. Desde que inició el cese de actividades y hasta ayer, la compañía perdió 31,2% de su valor bursátil y dejó de ser la más valiosa de ese país hasta el punto que cayó hasta la cuarta posición después de Ambev, Vale e Itaú.

Temer anunció el domingo que el precio del diésel en las gasolineras se reducirá 12% durante 60 días, además de que los operadores de vías en todo el país no cobrarán por carga o ejes traseros que no estén en uso. La primera medida afectó negativamente la valoración de la empresa estatal, pues el mercado vio con malos ojos la intervención del Gobierno en los precios.

Si bien la misma administración de Temer tendrá que reponer el dinero que perderá Petrobras por la reducción en los valores, la decisión recuerda al sistema que puso en marcha la dictadura que estaba en el poder en 1964 y que obligaba a la empresa a asumir pérdidas a cambio de razones políticas. La capitalización bursátil en la bolsa de Brasil perdió US$31.218,20 millones, lo que significa la reducción de 31,2% desde que el paro inició el lunes pasado. La acción de Petrobras llegó a caer 14% en la jornada de ayer, luego de que se confirmaran los subsidios del Gobierno brasileño. El título registra una caída de 32% entre ayer y el lunes pasado.

El principal índice de la bolsa de Brasil, el Bovespa, también se vio afectado y ayer tuvo una contracción de 4,49%, pues la decisión de reducir los precios del diésel tendrá otras implicaciones. “Nadie sabe cómo se aplicarían los subsidios, cómo funcionarían los cambios tributarios. Creó inestabilidad regulatoria y todos están tratando de resolverlo”, dijo Adriano Pires, analista de la consultora de energía Cbie, en declaraciones recogidas por la agencia Bloomberg. El anuncio “sugiere un mayor riesgo de que el gobierno interfiera nuevamente en los asuntos de Petrobras o los obligue a volver a subsidiar al mercado”, añadió a Reuters Allen Good, analista de Morningstar.

El ministro de Hacienda, Eduardo Guardia, dijo ayer que será inevitable subir los impuestos ante este nuevo panorama. “No puedo reducir el impuesto a un tipo de consumidor sin que alguien pague la cuenta. Habrá aumento para alguien, sí”, sostuvo.

Guardia dijo los costos de los subsidios podrían llegar hasta los US$2.600 millones este año, por lo que también será necesario un recorte en el gasto del Gobierno.

TEMAS


Petrobras - Michel Temer - Brasil - Paro camionero en Brasil - Paro camionero - Bovespa