Petróleo venezolano depende cada vez más de EE.UU.

Bloomberg

El presidente venezolano Hugo Chávez, que maneja las reservas de petróleo crudo más grandes del mundo, está volviéndose más dependiente que nunca de las importaciones de combustible de Estados Unidos, su enemigo político.

El mayor productor de petróleo de Sudamérica, que tiene más reservas que Arabia Saudita, compró alrededor de 40.000 barriles diarios de productos como nafta, aditivos para carburantes y gas licuado de petróleo a los Estados Unidos en los primeros cuatro meses del año, cifra superior al récord de 32.000 barriles por día en 2011, según datos de la Administración de Información de Energía de los Estados Unidos.

Después de vilipendiar al ex presidente George W. Bush tratándolo de 'diablo', de confiscar activos de Exxon Mobil Corp. y cortejar a líderes de Irán, Chávez depende cada vez más de productos refinados de Estados Unidos, que en abril compró 36% del crudo exportado por el país. Al mismo tiempo, Estados Unidos desarrolló la tecnología necesaria para recuperar el petróleo no convencional ('shale') y exportó más nafta, diesel y otros carburantes de los que importó en 2011 por primera vez desde 1949, dijo el Departamento de Energía.

'La ironía es que tienen las reservas más grandes del mundo y no las aprovechan', dijo Thomas O`Donnell, analista en materia de petróleo adscrito a la New School University de Nueva York. 'Durante los próximos 20 o 30 años, será un golpe significativo para Venezuela'. El país tiene las reservas de petróleo confirmadas más grandes en el mundo con 295.500 millones de barriles.

Producción estancada

Al mismo tiempo, la producción se estancó desde que Chávez asumió el poder en 1999 y Petróleos de Venezuela SA, la empresa petrolera estatal, aumentó las importaciones en razón de que sus refinerías no pueden satisfacer la demanda local, dijo O`Donnell.

El país extrajo unos 2,72 millones de barriles de petróleo diarios en 2011, según el informe de BP, un 22% menos que los 3,48 millones de barriles diarios extraídos en 1998, cuando Chávez fue electo por primera vez. La dependencia que mantiene Chávez de Pdvsa para financiar los presupuestos estatales y el gasto social ha postergado las inversiones. La empresa reportó ventas de US$123.900 millones el año pasado y representa 95% de los ingresos por exportaciones de Venezuela.

TEMAS


Petróleo - Venezuela