P&G compró española Arbora & Ausonia por US$1.000 millones

Ripe

Procter & Gamble anunció hoy un acuerdo con el grupo español Agrolimen para la compra de su participación en la empresa Arbora & Ausonia en una operación valorada en US$ 1.000 millones.

Así lo confirmó a la agencia Efe una vocera de la multinacional estadounidense, quien precisó que el acuerdo está todavía sujeto a la aprobación definitiva de los organismos reguladores, pero confió en que se cierre definitivamente “a final de año”.

Procter & Gamble, que de materializarse el pacto adquirirá el 50% de las acciones de Arbora & Ausonia que están en manos del grupo propiedad de la familia Carulla, enmarca la operación dentro de su estrategia para concentrarse en sus mayores negocios.

“Se trata de una excelente oportunidad para nuestra empresa y esperamos poder dar pronto la bienvenida a Arbora & Ausonia a la familia Procter & Gamble”, indicó la misma portavoz.

El mayor fabricante mundial de productos para el hogar posee en la actualidad la mitad de las acciones de la empresa española que factura al año €600 millones (unos US$730 millones).

Agrolimen centrará ahora sus esfuerzos en sus otros tres negocios principales: el grupo de alimentación Gallina Blanca Star, el grupo de restauración Eat Out (dueño de Pans & Company) y el fabricante de comida para animales de compañía Affinity Pet Care.

Con sede en Barcelona, Arbora & Ausonia cuenta con una plantilla de 1.200 personas y posee centros de producción en Montornès del Vallès (Barcelona), Mequinenza (Zaragoza) y Jijona (Alicante), donde produce 1.500 millones de pañales cada año.

El grupo, que en 1998 se fusionó con Ausonia, opera en el mercado a través de las marcas Evax, Dodot, Ausonia, Lindor, Tampax y Kangoo.

EL PANORAMA DE P&G

Procter & Gamble, que dará a conocer en agosto los resultados del cierre de su año fiscal, ganó en los nueve primeros meses de su ejercicio US$ 7.125 millones, el 23 % menos interanual, y facturó 63.468 millones de dólares, el 5 % más interanual.

En febrero pasado la multinacional estadounidense que preside Bob McDonald, anunció un plan de ajuste para los próximos cuatro años que incluye recortes por valor de unos US$10.000 millones así como el despido de al menos 4.000 empleados de la firma.

El anuncio de la nueva compra de P&G no tuvo ningún efecto significativo en sus títulos bursátiles que avanzaron un tímido 0,02% en la bolsa de Nueva York.