PIB chino se desacelera en segundo trimestre pero cumple previsiones

En forma más preocupante, el superávit comercial con Estados Unidos marcó un récord el mes pasado, lo que podría mantener la amarga disputa arancelaria con Washington por más tiempo.

Reuters

El crecimiento económico chino se desaceleró en línea con lo previsto en el segundo trimestre, mientras los esfuerzos del gobierno para abordar los riesgos de la deuda afectan a la actividad y una creciente guerra comercial con Estados Unidos amenaza con reducir las exportaciones.

La economía se expandió 6,7 %en el segundo trimestre respecto del mismo período del año pasado, un leve enfriamiento desde el primer trimestre, dijo el lunes la Oficina Nacional de Estadísticas.

Sobre una base trimestral, el crecimiento fue de 1,8 %, comparado con un alza de 1,4 % en el primer trimestre, superando las expectativas de un avance de 1,6 %.

La segunda mayor economía del mundo ya ha sentido el efecto de una serie de medidas de varios años destinadas a frenar los créditos más riesgosos que han elevado el costo del financiamiento corporativo, llevando al banco central a inyectar más dinero por medio de recortes de requisitos de reserva para los prestamistas.

Otros datos del viernes mostraron que las exportaciones chinas crecieron a un ritmo sólido en junio, aunque los analistas sugieren que el adelanto de embarques antes de la entrada en vigor de los aranceles podría haber incrementado las cifras.

En forma más preocupante, el superávit comercial con Estados Unidos marcó un récord el mes pasado, lo que podría mantener la amarga disputa arancelaria con Washington por más tiempo.

La administración del presidente estadounidense Donald Trump ha elevado las apuestas en su conflicto comercial con China, diciendo que establecería tarifas de 10 % sobre una suma adicional de US$ 200.000 millones en importaciones chinas, incluyendo numerosos productos de consumo.

La producción fabril de China creció 6,0% en junio respecto del mismo mes de 2017, incumpliendo las expectativas, mientras que la inversión en activos fijos también subió 6,0 % en los seis primeros meses del año.

Frente a una desaceleración de la demanda doméstica y las potenciales consecuencias de la guerra comercial, los funcionarios chinos han comenzado a elevar el respaldo oficial para la economía y moderaron su postura sobre el desapalancamiento.

TEMAS


China - PIB - guerra comercial - Guerra Comercial Trump