Pocos avances en institucionalidad hacen de Colombia un Estado fallido

Paula Medina - pmedina@larepublica.com.co

A pesar de que la economía va por un buen camino y que Colombia es bien visto por inversionistas y mercados, el país ha vuelto a clasificar en un deshonroso puesto del índice de Estados fallidos del mundo realizado por The Fund for Peace y publicado por la revista Foreign Policy.

El país ocupa el puesto 52 en el índice realizado por la organización con sede en Washington y es el peor ranqueado en América Latina y el Caribe después de Haití.

El FSI (por sus siglas en inglés) clasifica 178 países usando 12 indicadores sociales, políticos y económicos que miden el riesgo que tienen los Estados de colapsar en su gestión afectados por las presiones y realidades de cada país.

Según la más reciente versión del estudio, Colombia falla por sus altos índices de ciudadanos refugiados en el exterior, con una nota de 8,4 en la escala de 1 a 10, (donde 10 es la peor calificación), además de su alto nivel de desigualdad (8,4) y su falta de legitimidad del Estado (7,4), traducida en corrupción, procesos electorales irregulares, ineficacia del gobierno y luchas de poder.

Para la internacionalista y politóloga Laura Gil, estos indicadores son señales de alerta que realmente no son ninguna sorpresa.

'A quién le puede sorprender que salgamos mal calificados en legitimidad cuando falta presencia de las instituciones en todo el territorio, hay mucha incertidumbre institucional con leyes que se contradicen, los choques de trenes son persistentes entre ramas y existe un enorme grado de corrupción que va minando la confianza del pueblo en su Estado' dijo.

Por su parte, Mario Forero, profesor de política internacional de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, asegura que la mala calificación de Colombia se debe al tema del narcotráfico que debilita al Estado. 'Los gobiernos de Pastrana y Uribe fomentaron la ayuda internacional aduciendo el peligro en que se encontraba el Estado ante la amenaza narco terrorista y su discurso fue alegar la debilidad de las instituciones'.

El Ejecutivo también se raja en una variable bautizada como 'élite fraccionada' que mide la lucha de poderes políticos dentro del gobierno y los errores en los procesos democráticos de elección.

El estudio, sin embargo, aplaude la gestión del Estado para mantener la economía a flote y en el indicador que mide el desempleo, la inflación, el crecimiento del PIB y el poder adquisitivo, Colombia logra una calificación de 4,0 acercándose a economías como la de Nueva Zelanda, Rusia e Israel.

'Esto demuestra una inconsistencia global del estudio, que desde su primera publicación se ha ensañado contra el Estado colombiano' según Vicente Torrijos, analista máster en estudios políticos de la Universidad Javeriana.

'Las variables económicas no pueden ir a un ritmo distinto de la gobernabilidad. En el caso de los Estados realmente fallidos esta fractura no es parcial sino que la descomposición se puede evidenciar en todas las variables. Solamente se puede hablar de recuperación y sostenibilidad económica si el sistema político es garante' agregó Torrijos.

Los Estados de la región

Uruguay es el país de América Latina mejor calificado por The Fund for Peace en el ranking de Estados fallidos de 2012 publicado este mes.

El Estado uruguayo se ve beneficiado en aspectos sociales y políticos. Tiene una buena calificación en la variable de legitimidad del Estado con 2,2 y el estudio señala que el gobierno es eficiente, los procesos electorales transparentes y las manifestaciones sociales son realmente muy pocas.

Chile, que ocupa el segundo lugar en la región, se destaca por su buen grado en la variable de sistema de seguridad que verifica que el Estado tenga el monopolio de la fuerza y mide la efectividad del mismo en garantizar la seguridad de sus ciudadanos.

A pesar de las revueltas estudiantiles del año pasado en Santiago y otras ciudades del país, el índice asegura que son pocas las manifestaciones peligrosas en Chile, no hay riesgo de conflictos internos y por lo tanto su sistema de seguridad merece un 2,8 de calificación, lejos del 7,0 que obtiene el Estado de Colombia, el peor de la región.

Bolivia y Ecuador también siguen siendo estados fallidos en los puesto 62 y 67 respectivamente, mientras países como Venezuela, México y Perú se alejan de esta condición en puestos superiores al escalafón 80.

Calificación del gobierno mejoró en ocho puestos

A pesar de estar entre los Estados fallidos del mundo, Colombia escaló ocho posiciones en un año. La mayor mejoría fue en su sistema de seguridad que saltó de 7,5 a 7,0 en el indicador. En 2011 el país ocupaba el escalafón 44 y ahora se ubica en el 52 con una calificación general de 84,4. El peor estado por quinto año consecutivo fue el de Somalia con un total de 114,9 puntos y hay otras 6 naciones africanas entre las peor clasificadas por terrorismo, falta de ley, crimen y ataques piratas. El mejor Estado según el índice es el de Finlandia por sus altos niveles de institucionalización, legitimidad del Estado y respeto a los derechos humanos. Le siguen Suecia, Dinamarca, Suiza y Noruega. Alemania está en el puesto 164 y Estados Unidos en el 159.

Las opiniones

Laura Gil

Analista internacional

'A quién le puede sorprender que salgamos mal calificados en legitimidad cuando falta presencia de las instituciones en todo el territorio nacional'.

Vicente Torrijos

Politólogo de la Universidad Javeriana

'La organización de The Fund for Peace ha sobredimensionado el análisis del Estado de Colombia y se ha ensañado en presentarlo como el menos gobernable de la región'.

Mario Forero

Profesor de política internacional, universidad Jorge Tadeo Lozano

'La mala calificación de Colombia es a raíz del tema del narcotráfico. Gobiernos anteriores fomentaron la ayuda internacional aduciendo el peligro en que se encontraba el Estado'.

TEMAS


Colombia