Precios de alimentos agrícolas subirán en la próxima década: FAO/OCDE

Reuters

Los precios mundiales de las materias primas agrícolas seguirán subiendo en la próxima década y la demanda por oleaginosas superaría al trigo y otros cereales, dijo el miércoles un informe conjunto de la OCDE y la FAO.

Un alto crecimiento del ingreso en los países en desarrollo impulsará la demanda global de alimentos y combustibles, mientras se intentará elevar la producción y las existencias en un intento por satisfacerla, aseguró el reporte.

"Se espera que los precios nominales sigan con una tendencia en alza en los próximos 10 años. Los precios en términos reales (ajustados por la inflación) permanecerán sin cambios o disminuirán frente a los niveles actuales pero promediarían entre 10 y 30 por ciento por encima de los de la década anterior", dijo el informe.

Los precios récord de los alimentos en febrero del año pasado ayudaron a alimentar los alzamientos de la Primavera Árabe en Oriente Medio y África del Norte, pero los precios retrocedieron en el segundo semestre del 2011.

Los precios de los alimentos medidos por la FAO cayeron en los últimos tres meses pero repuntarían en julio tras el clima árido implacable que ha impactado sobre los cultivos de maíz y soja en Estados Unidos.

El riesgo de mayores precios como vistos en la soja y el maíz en las últimas semanas subirá en los próximos años, según el informe.

"Estimamos que los precios permanecerán volátiles con el crecimiento de la demanda aunque los niveles de existencias no subirán tanto como en el pasado -de ese modo, cualquier desabastecimiento tenderá a tener un mayor impacto sobre los mercados", dijo Merritt Cluff, economista de la FAO, en una entrevista telefónica.

La variabilidad del rendimiento relacionada al clima y un crecimiento más lento en la producción también fomentarán la volatilidad, dijeron la FAO y la OCDE en su Panorama Agrícola 2012-2021.

El crecimiento de la producción agrícola se desaceleraría a un 1,7 por ciento por año en la próxima década frente al más de 2 por ciento en las últimas décadas.

Cluff dijo que los principales sectores de crecimiento en los próximos 10 años serían los mercados de forraje ganadero y de aceites vegetales debido a que más gente en los países en desarrollo consumen carne y alimentos procesados como galletas dulces y barras de chocolate.

La tendencia elevará la demanda de oleaginosas, mientras que la demanda de trigo y otros cereales sería más débil.

"Un mayor crecimiento de los ingresos y la urbanización en las economías emergentes incrementa la tendencia a comprar productor alimentarios de valor agregado y de obtener proteína de la carne, las aves de corral y los alimentos procesados", dijo el analista.

"La proteína de los cereales no verá tanta demanda en el futuro", agregó.

TEMAS


OCDE