Presidente Barack Obama propone reducir el impuesto corporativo máximo a 28%

Reuters

El Gobierno estadounidense propuso reducir la tasa impositiva máxima sobre las empresas a un 28% y planea financiar la rebaja con la eliminación de docenas de lagunas tributarias que actualmente usan las compañías para pagar menos impuestos.

La mayoría de los analistas duda que el sistema impositivo estadounidense pueda ser reformado en un Congreso altamente dividido y en un año electoral, pero el anuncio seguramente se colará en la campaña para las elecciones presidenciales de noviembre.

El plan, que lleva un año analizándose, es la primera incursión del presidente Barack Obama en materia de reforma del código tributario, que según la mayoría de los expertos necesita una reestructuración tras años de incorporaciones de cláusulas especiales. El centro de la reforma es la rebaja de la tasa máxima corporativa, que actualmente es del 35% y es considerada una de las más altas del mundo industrializado. La medida sería celebrada por las empresas, que reclaman que la alta tasa las coloca en desventaja frente a compañías de otros países.

El plan prevé bajar la tasa para los manufactureros a un 25% y propone el pago de un impuesto mínimo sobre las ganancias obtenidas en países con baja carga tributaria.