Presidente Sarkozy redujo liderazgo de Hollande a solo cuatro puntos

Reuters

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, redujo la ventaja de su rival socialista Francois Hollande a cuatro puntos porcentuales antes de la decisiva segunda ronda electoral del domingo, la diferencia más estrecha hasta el momento, según un sondeo publicado el viernes.

El sondeo de la encuestadora Ifop-Fiducial situó a Hollande, que ha liderado las encuestas durante meses, con una intención de voto del 52%, un punto porcentual menos que en la encuesta anterior, mientras que Sarkozy trepó al 48% de las preferencias.

Encuestas recientes han mostrado al presidente conservador recuperando terreno sobre su rival de izquierda en los últimos días, pero fijaban la diferencia entre ambos en cinco puntos o más.

El sondeo de Ifop-Fiducial fue realizado entre el primero y el 4 de mayo en base a un grupo de 1.225 votantes registrados.

Puerta abierta al futuro político
Por otro lado, el presidente Nicolas Sarkozy prometió que abandonará la política si pierde las elecciones presidenciales de Francia el domingo, pero uno de sus más cercanos asesores indicó que, a nivel privado, está dejando la puerta abierta a reavivar su carrera política en la oposición.

Las esperanzas de Sarkozy de ganar un segundo mandato desaparecían dos días antes del balotaje, pues líderes de extrema derecha y de centro lo abandonaban después de que no logró asestar un golpe a su rival socialista Francois Hollande en un debate por televisión.

'Si es derrotado, pero obtiene un 48% o 48,5% (del apoyo), en un momento en el que los gobiernos de todas partes caen por la crisis económica, eso no sería una desgracia. Veremos lo que decide hacer', dijo Alain Minc, viejo amigo y asesor del Presidente, que habla con él casi a diario.

'La primera pregunta para la derecha es: ¿se irá Sarkozy? Si sólo pierde por un estrecho margen, sigue siendo una fuerza muy creíble. ¿Se quedará en la política o no?', planteó el asesor del mandatario.

La probable reorganización en la derecha tras una derrota permitiría al ambicioso Sarkozy relanzarse mientras los conservadores se lamen las heridas y sopesan cómo tratar con una extrema derecha que resurge.

Muchos analistas creen que el partido UMP, que ha sido la fuerza dominante en la política francesa durante una década, podría ceder a la presión cuando sus diferentes facciones se enfrenten sobre si dar la espalda o abrir los brazos a los seguidores del Frente Nacional de Marine Le Pen.

Las encuestas pueden desmotivar a los electores
El candidato Francois Hollande, favorito en las encuestas para la segunda vuelta del domingo, se mostró ayer 'preocupado' por los sondeos porque pueden 'desmotivar' a los electores.

'Me preocupan en ambos casos: si son malos, porque deprimirán a a los electores potenciales, y preocupan si son buenos porque puedo pensar que pueden desmotivar. Así que solo tengo un llamamiento: vótenme', dijo Hollande en la televisión 'Canal Plus'.

Hollande aludió al anuncio que desde ayer se convirtió en la sorpresa de la recta final.

TEMAS


Elecciones 2018 - Francia