Rajoy enfrentará el problema de la banca española con un posible rescate para Bankia

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

El gobierno español mostró su determinación por salir al rescate de los bancos que estén en problemas al anunciar que Bankia podría recibir una inyección de capital público. Sin embargo, teniendo en cuenta los recortes que ha hecho el presidente Mariano Rajoy al presupuesto, aún se esperan duras críticas.

El mercado bursátil de España estuvo atento a la situación que enfrenta Bankia, el cuarto banco más grande de España, el cual podría necesitar un rescate para sanear sus cuentas, calculado en ?$7.000 millones (US$9.130 millones).

La entidad, una de las más golpeadas durante la crisis inmobiliaria española, necesitaría una reestructuración de algunos activos de riesgo para lo cual requiere ayuda directa del gobierno, aunque sin perder su autonomía como institución.

El presidente de la entidad, Rodrigo Rato, renunció a su cargo ayer argumentando que el banco necesitaba un cambio en su administración. Sin embargo, según el diario Expansión, la decisión se debe a la presión que hizo el Gobierno al presentar la posibilidad de una inyección de capital, la cual exigiría un cambio en la cúpula administrativa.

En su remplazo entraría a dirigir José Ignacio Goirigolzarri, expresidente del BBVA.

Tanto el plan de rescate como el cambio en la dirección, según el presidente Rajoy, servirá para eliminar las dudas de los inversionistas sobre la banca española para que puedan volver a financiarse en los mercados.

Para Andrés Pardo, gerente de investigaciones de Corficolombiana, esta es la receta perfecta para que se siga deteriorando la situación de España.

'Eso es un reflejo de lo que pasa en el sistema bancario español y la economía en general. Las primas de riesgo aumentaron y los mercados han perdido la tranquilidad con el país. La cartera dudosa sobre cartera total estaba en 2% antes de la crisis y hoy está en 8%', dijo.

'A veces esos rescates son necesarios. Al final terminan los gobiernos saliéndole al paso al problema para evitar algo más grave. Pero las finanzas públicas del gobierno español no están bien y tener que inyectar recursos es un esfuerzo cuando no hay espacio', agregó.

Según Expansión, la hipótesis más probable es que el Estado inyecte capital en Bankia mediante los bonos contingentes convertibles, conocidos como cocos, los cuales están contemplados dentro de Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob), creado por el gobierno de Rajoy como parte de la ley de saneamiento de la banca.

Sin embargo, los analistas dicen que aún hay que esperar para ver si el banco llegó a un desbalance por un problema interno de manejo o fue por la exposición al problema financiero del resto del continente.

Cualquiera que fueran las razones, se esperan críticas de la oposición ante el gasto que el saneamiento tendrá en las finanzas públicas. Pero de no hacerse tendría consecuencias aún peores.

'Algunas personas se oponen a que el presidente intervenga cuando hay tantos ajustes fiscales que afectan a temas más sociales y preguntan cómo sí hay presupuesto para salvar a un banco ', dijo Diana Aranguren, analista de Helm Bank.

'Sin embargo, de no intervenir, podría generar un riego sistémico que se llevaría por delante a otros bancos', agregó.

TEMAS


España