Renuncia Bob Diamond a la presidencia del banco Barclays

El funcionario renunció a su cargo como presidente ejecutivo de Barclays en medio de un escándalo por la manipulación de tasas de interés, que amenaza con arrastrar a una decena de importantes entidades y al Banco de Inglaterra.

"La presión externa impuesta sobre Barclays ha alcanzado un nivel que amenaza con dañar a la franquicia. No puedo dejar que eso suceda", dijo Diamond en un comunicado.

Los términos de su indemnización no fueron anunciados, aunque Sky News citó fuentes de accionistas diciendo que el banco pediría a Diamond que renuncie a casi US$30 millones en bonos.

Políticos y periódicos se han concentrado en el escándalo, que ha puesto al descubierto correos electrónicos entre banqueros felicitándose entre ellos por manipular cifras, un ejemplo de una desenfrenada cultura de mala conducta en una industria que se mantuvo a flote con enormes rescates de los contribuyentes.

Barclays luego divulgó un memorando interno del 2008 de Diamond, entonces jefe de banca de inversión, sugiriendo que el vicegobernador del Banco de Inglaterra, Paul Tucker, había dado a Barclays un aliento implícito para manipular las tasas hacia abajo en el peor momento de la crisis financiera, a fin de presentar un mejor cuadro.

De acuerdo con el memo, Tucker dijo a Diamond que había recibido llamados de funcionarios del Gobierno. En la comunicación interna, el saliente presidente ejecutivo de Barclays informó que le habían dicho que "no es necesario que siempre estemos tan arriba como hemos estado recientemente".

TEMAS


Barclays