La compañía española Inditex ganó US$4.162 millones durante el año pasado

La compañía prevé abrir entre 350 y 400 tiendas en 2018, así como cerrar unas 200 ya existentes.

Diario Expansión

Inditex creció el pasado ejercicio, finalizado el 31 de enero, 8,7%, hasta US$31.314 millones, un alza de 5% a superficie comparable, la mitad que un año antes, y en línea con las previsiones de los analistas. Zara, su principal enseña, facturó US$20.541 millones, 8% más, al igual que Massimo Dutti, mientras que Pull&Bear, Bershka, Stradivarius, Oysho y Uterque registraron alzas de doble dígito.

España siguió perdiendo peso en las ventas del grupo. El mercado supuso US$5.103 millones en 2017, lo que representa un alza de 4,82% respecto a US$4.868 millones del año anterior. Pese a ello, España supone ya apenas 16,3% de sus ventas, frente a 16,9% de un año antes y 20,7% de cinco años antes.

A nivel global, la superficie total de venta se incrementó 7%, mientras que la cifra de tiendas aumentó en 183 hasta 7.475. Se trata del menor ritmo de inauguraciones de la última década, un hecho que responde en parte a la apuesta del grupo por la venta online que ascendió 41% y ya supone 10% de las ventas totales de Inditex: más de US$3.089 millones.

Márgenes a la baja

El margen bruto del dueño de Zara ascendió a US$17.624 millones, 7% más, situándose en 56,3% de las ventas frente a 57% de un año antes. La compañía afirma que el efecto divisa le está penalizando en este apartado ya que, a tipo de cambio constante, el margen bruto sobre ventas sería de 56,8%, prácticamente igual que un año antes. El 56,3% alcanzado es la misma cifra que adelantó hace dos semanas un informe de JPMorgan que actuó como detonante para que el grupo cayera 7% en Bolsa en una sola jornada.

Los gastos operativos de Inditex, que suma ya 171.839 empleados en el mundo, crecieron 9%, mientras que el ebitda de la compañía registró un alza de 3,8%, hasta US$6.522 millones, por debajo de las previsiones de los analistas. El ebit creció 7%, hasta US$5.331 millones. Ambos incrementos habrían sido de 8% y 12% sin el efecto divisa. La fortaleza del euro le está pasando factura a los beneficios del grupo textil, que no obstante encadena ya seis años de márgenes a la baja. Pese a ello, estos siguen prácticamente doblando a los de sus principales competidores internacionales, como H&M, Uniqlo, GAP o Primark.

El beneficio del grupo alcanzó US$4.162 millones, 6,7% más, batiendo en este caso las previsiones de los analistas. El consejo de administración propondrá un dividendo de US$0,92 por acción, 10,3% más, compuesto por un dividendo ordinario de US$0,66 y uno extraordinario de US$0,25. Las cantidades se abonarán en dos pagos iguales de US$0,463 por acción que se ejecutarán el 2 de mayo y el 2 de noviembre. En 2017, Inditex repartió un total de US$2.628 millones entre sus accionistas.

Previsiones 2018

El grupo textil ha informado que en las seis primeras semanas de su ejercicio 2018, hasta el 11 de marzo, sus ventas están creciendo a un ritmo de 9%, aunque el primer trimestre del año estará muy influenciado por la facturación durante Semana Santa debido al importante nivel de ventas que se concentran en este periodo.

Inditex prevé abrir entre 350 y 400 tiendas en 2018, así como cerrar unas 200 ya existentes, lo que dejará un saldo neto similar al del año pasado. La cifra de inversiones prevista será de US$1.853 millones.

Por otro lado, el grupo ha informado del nombramiento de Carlos Crespo como director general de Operaciones para coordinar las funciones de logística, sistemas, compras y contrataciones y sostenibilidad. Crespo era hasta ahora el director de Auditoría Interna, un cargo que ocupará Paula Mouzo.

TEMAS


Inditex - España - Industria - ropa femenina - Zara