Reunión de líderes europeos no logró calmar el temor en los mercados del mundo

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

La expectativa sobre los posibles acuerdos a los que se llegaría con la reunión de los líderes europeos no fue suficiente para infundir confianza entre los inversionistas. Las bolsas europeas cayeron durante la jornada y el euro llegó a mínimos respecto al dólar en casi dos años.

Los principales índices europeos cayeron más de 2,5% ante las continuas noticias que apuntan a una salida cada vez más probable de Grecia de la moneda común.

Una de ellas fue el comentario del exprimer ministro griego Lucas Papademos en una entrevista concedida al diario The Wall Street Journal, donde señala que 'aunque no es probable ni deseable la materialización' de la salida del país, no 'puede negarse que se están haciendo preparativos para contener las consecuencias potenciales de la salida de Grecia del euro'.

Por otro lado, el Eurogrupo, reunión de los ministros de finanzas de los países del continente, pidió a los gobiernos que preparen planes de contingencia ante la posibilidad de que Grecia salga del euro.

Por ejemplo, los bancos aún no están listos para una salida de Grecia, pues tienen US$1,9 billones en deudas de los países más afectados, reveló un informe de Bloomberg.

'En general, las declaraciones de distintos líderes no dieron buenas señales. Ellos hablan de que Europa ha puesto todo de su parte y la decisión ahora es de los griegos', comentó Vanessa Santrich, analista internacional de Ultrabursátiles.

'Además, en la cumbre de ayer no se esperaba un desenlace dramático que cambiara el rumbo de las cosas como van hasta ahora', agregó.

La incertidumbre sobre lo que pueda pasar con Grecia también llevó a una devaluación del euro respecto al dólar a mínimos no alcanzados desde julio de 2010 al bajar de los US$1,26.

'La tendencia bajista del euro está afianzada y creemos que hay demasiados riesgos de resultados potencialmente desagradables en la zona euro, especialmente con respecto a lo que le ocurrirá a Grecia', explicó Ned Rumpeltin, estratega de divisas de Standard Chartered.

Por otra parte, un tema en el que todavía no hay consenso entre los jefes de Estado y Gobierno es la emisión de bonos de deuda conjunta o eurobonos.

A su entrada a la reunión, el presidente francés, Francois Hollande, insistió en que los líderes europeos deben discutir la posibilidad de emitir bonos. Sin embargo, la canciller alemana, Angela Merkel, reiteró su rechazo al afirmar que la mutualización de la deuda 'no contribuye' a reactivar el crecimiento. Mario Monti, primer ministro de Italia, dijo que no son ideas 'digeribles' a corto plazo para varios Estados.

Tasa a transacciones financieras
Además de las noticias sobre Grecia, el Parlamento Europeo se ocupó ayer de aprobar la creación de un impuesto a las transacciones financieras que se hagan dentro de la zona euro, con el fin de recaudar más fondos. Pero aún existe una férrea oposición de parte de algunos países, liderados por Gran Bretaña, quienes tienen vetada la imposición en sus naciones.

La ley, presentada por la Comisión Europea, busca imponer un gravamen a las transacciones con activos financieros pertenecientes a la Unión Europea.

'En primera instancia, no se nota el efecto en las transacciones en el corto plazo y se aumenta el recaudo, de ahí que sea positivo. Por eso funciona como una medida de urgencia, no algo a largo plazo', comentó Felipe Campos, gerente de investigaciones de Alianza Valores.

Sin embargo, la medida aún tiene muchos opositores, por lo que los legisladores recomendaron a los países interesados que la implementen a pesar de la oposición de los demás.

'A los que tienen el sistema bancario más golpeado les interesa, a los otros no, porque sería como si un grupo de bancos pagara por los que no están bien', agregó Campos.

Alemania financió su deuda gratis
Ante la incertidumbre de la zona euro, Alemania refinanció ayer sus deudas a dos años gratis, es decir a un tipo de interés de 0%, algo de lo que no se tenía registro. La razón está en que gracias a la crisis europea, los inversores empiezan a buscar activos seguros aunque no sean rentables. El Estado alemán logró colocar ?$4.600 millones (US$ 5.770 millones) a dos años sin tener que pagar nada por ello. La demanda de los bonos alemanes con vencimiento en 2014 fue muy grande ya que la crisis de endeudamiento lleva a los inversionistas a buscar activos seguros pese a que descontada la inflación se produce una pérdida de capital.

TEMAS


Europa