Según la Cepal, el consumo interno mantiene el crecimiento de la región en 3,7%

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) mantuvo su cálculo de expansión en la región de 3,7% en 2012, ante una pujante demanda interna, pero recalcó que los países deben alistarse para un panorama global más duro que ya golpea sus envíos.

'El aumento de la actividad comercial en la mayoría de los países de la región durante el primer trimestre de 2012 sugiere que se mantuvo el dinamismo del consumo privado debido al crecimiento del empleo, el aumento de los sueldos reales (y) la continua expansión del crédito al sector privado', aseguró la comisión en su informe.

El organismo también mantuvo estable la previsión de crecimiento para Colombia, la cual será de 4,5% este año. Entre los aspectos más fuertes que señala la Cepal está el aumento de la inversión extranjera, las mayores tasas de expansión en las industrias mineras y de transporte y una reducción del déficit ante un mayor recaudo tributario.

'Se detuvo la desaceleración observada en el segundo semestre del 2011, aunque hay diferencias entre países', dijo el director de la división de Desarrollo Económico de Cepal, Juan Alberto Fuentes, al comentar el informe entregado por el secretario ejecutivo adjunto del organismo, el brasileño Antonio Prado.

En cuanto al resto de países de la región, la Cepal redujo su proyección de crecimiento para Argentina Paraguay y Brasil. Para este último, el organismo de las Naciones Unidas redujo hasta 2,7% su expansión para este año, y lo dejó al mismo nivel que tuvo en 2011.

La reducción en estos países se vio compensada con mayores proyecciones para México, Bolivia, Chile, Costa Rica, Panamá y Perú, suponiendo que la crisis mundial no empeore.

'Esta estimación se fundamenta en un escenario base que la economía de Estados Unidos mantendrá un crecimiento positivo, aunque bajo, y que la crisis financiera y económica en los países de Europa estará contenida, si bien exhibirá un deterioro', explicó el informe.

Sin embargo, apuntó el organismo, si el escenario global se torna más complejo podría significar una interrupción de los flujos financieros hacia la región y la suspensión de líneas de créditos bancarias en el exterior, con consecuencias de caídas en los mercados de valores y depreciación de las monedas.

Ahora bien, tanto la Cepal como los analistas coinciden en que el buen consumo no va a durar para siembre, en especial con la situación de Europa como está.

'De alguna manera la crisis se va a sentir en el largo plazo. El consumo que tenemos ahora es un rezago y en el mediano plazo este sí va a disminuir en toda la región', dijo Diego Andrés Guevara, profesor de economía de la Escuela de Ingenieros.

'Hay que ahorrar, no endeudarse y posponer consumo, porque con una incertidumbre así no se sabe que va a ocurrir. Por eso hay que esperar que se estabilice un poco', agregó.