Según la FAO, se redujo la inflación alimentaria y general en América Latina y el Caribe

Ripe

La inflación general y de alimentos de América Latina y el Caribe disminuyó levemente en marzo, alcanzando 6,3% y 8,3%, respectivamente, así lo informó hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO (por su significado en inglés, Food and Agriculture Organization).

"A partir del último trimestre de 2011 se observa una tendencia de desaceleración de las tasas de inflación general y de alimentos en Aruba, Bolivia, Brasil, Colombia, El Salvador, Haití, Paraguay, Perú y República Dominicana", señaló Alan Bojanic, Representante Regional a.i de la FAO para América Latina y el Caribe.

Según el informe mensual de precios de la Oficina Regional de la FAO, en marzo de 2012 se  observaron signos alentadores de desaceleración de la inflación de alimentos en los países caribeños y las carnes fueron los productos con mayor influencia en la inflación alimentaria regional.

Continúa la tendencia a la baja en América del Sur
En Bolivia, Brasil, Colombia, Paraguay y Perú continúa la tendencia a la baja de la inflación anual de los alimentos. Resaltan los casos de Bolivia y Paraguay: tan solo entre septiembre de 2011 y marzo de 2012 sus tasas de inflación de alimentos se redujeron en más de 10 puntos.

Adicionalmente, en Ecuador se observó un fuerte incremento de 2,5% en la inflación mensual de los alimentos, mientras que en Chile y Venezuela la inflación de alimentos fue al menos 6% superior que la general.

Las carnes, especialmente la de vacuno y la de pollo, tuvieron los mayores impactos sobre el índice de precios al consumidor de varios de los países de América Latina y el Caribe.

Incrementos en los precios del tomate y los limones estuvieron presentes en buena parte de los países de la región. También se observaron alzas en el precio del maíz en Centroamérica.