Según un estudio del Bbva, América Latina no crecerá tanto como lo hizo el año pasado

Rogelio Vélez - rvelez@larepublica.com.co

El Bbva indicó que América Latina seguirá creciendo este año gracias a un aumento en la demanda interna, la estabilidad de la confianza y los altos precios de las materias primas. Sin embargo, la región no alcanzará los niveles del 2011.

El dinamismo del crédito también impulsó el crecimiento en estos años, como lo confirmó el Instituto Internacional de Finanzas (IIF).

Según los economistas del banco español, los países de la región crecerán 3,7% este año y 3,8% en el 2013, entre los cuales se resalta la expansión de Perú, Panamá y Colombia. Este último tendrá un crecimiento de 5,0% en 2012 y 5,2% en 2013.

Sin embargo, el informe señala que el crecimiento en el 2012 no será tan alto como el año anterior, de manera general para todos los países excepto Brasil, con lo cual se empieza a descartar un riesgo de sobrecalentamiento.

'En los próximos dos años, la región continuará convergiendo suavemente hacia tasas de crecimiento más cercanas a su potencial, lo que implicará una bienvenida desaceleración de la actividad, que reducirá sensiblemente los riesgos de sobrecalentamiento que observamos a inicios de 2011', afirmó Juan Ruiz, economista en jefe del Bbva para América del Sur.

Una de las razones para la desaceleración de la región es que se agudizó la incertidumbre general de la economía mundial, y a esto se suma un endurecimiento de las políticas monetarias en los países latinos, propiciado como protección de la misma situación global.

Ahora bien, el desempeño de las economías en este año depende directamente de si hay o no un shock en la situación global que lleve a una desestabilización de las economías desarrolladas más allá de la recesión prevista para Europa, el leve crecimiento de EE.UU. y el suave aterrizaje de la economía de China.

De ahí que los riesgos más grandes siguen siendo la situación en Europa y su contagio al resto de las economías; un aumento en los precios del petróleo; y la rápida desacelaración de Estados Unidos, debido a las reformas en su gasto fiscal y la remoción de exenciones tributarias. Por último, siempre queda el riego de un ajuste en el crecimiento de China pero no sería tan grave para los latinoamericanos como las anteriores posibilidades.

'Todos estos factores van de la mano. A partir de la situación en Europa se desprende un efecto al resto de las economías', dijo Jorge Bello, analista de Acciones y Valores .

'Si uno tiene que determinar que será lo que más le pega a América Latina hay que tener en cuenta que Estados Unidos responde a la situación de Europa y nosotros tenemos una correlación más grande con los norteamericanos', añadió.

En esta medida, el efecto que tendría una situación inusual en América Latina dependerá de las medidas de protección que se tengan. El informe del Bbva concluye que hay que hacer una revisión de los amortiguadores de las economías locales ante lo que pase por fuera.

'Es necesario planear para el futuro y la región debe recuperar la capacidad de reacción de la política económica como se utilizaron en la crisis de 2008. Las tasas de interés han tenido una tendencia a ser más neutrales y también hay que avanzar en la parte fiscal.', comentó Ruiz.

Aumento general del crédito
Otro de los factores que impulsó el crecimiento de los países de la región fue un incremento general en el crédito privado otorgado por los bancos.

Un informe del Instituto Internacional de Finanzas (IIF) mostró que el crédito aumentó en 16 países emergentes en el periodo 2009 y el 2011.

Según los resultados difundidos en el documento, China, Brasil y Malasia resultaron los países punteros en la recuperación de la oferta crediticia en el periodo mencionado.

El crecimiento del crédito en Colombia como porcentaje el PIB, también tuvo un salto de 55,3 al 65,6 en esos dos años, según datos del Banco Mundial. Ahora bien, el aumento del crédito puede ser preocupante en la medida que sea una presión sobre los precios y la inflación o en el caso de que aumente la falta de pago de los clientes deudores.

'Un nivel de preocupación es que se mantenga un año más el crecimiento del 30% en la cartera de consumo pero lo que se debe ver es si la gente esta pagando', dijo Juana Téllez, economista jefe de BBVA Colombia.

'El endeudamiento de los hogares ha subido pero no a nivel preocupante y la gente ha seguido pagando. Tanta deuda puede preocupar pero el sistema sí está protegido', agregó.

'La cartera vencida de los bancos acompaña al crecimiento de la cartera pero ésta no presenta mayor riesgo. La morosidad de los colombianos se mantiene en un nivel bajo', explicó Bello.

Incremento de la inversión sobresale en Colombia
Malasia, Colombia, Turquía y México son las economías emergentes que más han recibido los flujos de inversión de cartera en lo que va del año, según las estadísticas del Intituto Internacional de Finanzas.

Sin embargo, esto los pone en un mayor riesgo en caso de que estas inversiones caigan motivadas por el deterioro de la confianza en la situación económica global, en especial relacionada con lo que pueda ocurrir en la crisis de Europa.

'El efecto que tendría en América una salida de Grecia del euro dependerá de la eficacia de los cortafuegos de la región', dijo Juan Ruiz, economista del Bbva.

TEMAS


América Latina - BBVA - Europa