Shell podría ganar peso en petróleo de esquisto de Texas

JPMorgan estima que la producción total de petróleo de esquisto de Shell aumentaría a 630.000 barriles de petróleo equivalente al día para 2020.

Bloomberg

El petróleo de esquisto no siempre ha sido el mejor amigo de Royal Dutch Shell Plc, pero están trabajando en la relación.

Según fuentes, Shell ha presentado una oferta, junto con su socio Blackstone Group LP, por una cartera de activos de petróleo no convencional en Estados Unidos que BHP Billiton Ltd. quiere vender por unos US$10.000 millones. Si consigue comprarla, la petrolera angloholandesa podría superar su objetivo de duplicar la producción de petróleo en tierra firme en Estados Unidos, según JPMorgan Chase & Co.

Eso aumentaría el efectivo libre de la unidad -que en la actualidad podría crecer a US$2.000 millones para el año 2025- y revitalizará una cartera de esquisto que actualmente se encuentra en una posición “media-baja”, según dijeron analistas del banco, entre los que figuran Christyan Malek, en un informe.

En el corazón del problema de Shell con el petróleo de esquisto yace la falta de una estrategia coherente, según el documento. La firma ha adquirido irregularmente varias superficies de Estados Unidos, entre ellos una participación importante en la cuenca del Pérmico, de bajo coste y altamente deseable.

En la cuenca pérmica en Delaware, Shell extraía menos de 100.000 barriles al día por cada 300 metros de longitud de pozo en los primeros 30 días de producción, alrededor de 20% menos que el promedio de la industria en ese momento. Por el contrario, los pozos de EOG Resources Inc., especialistas en petróleo shale en la misma área, registraban una producción aproximadamente 50% más alta.

Shell no quiso hacer comentarios

La compañía, con su socio Anadarko Petroleum Corp., ha comenzado a mejorar la productividad perforando pozos más largos y adoptando un programa tecnológico llamado iShale, que ha reducido los costes en 60% desde 2015. La cartera de BHP en la cuenca del Pérmico podría solidificar esas ganancias y le permiten aprovechar la infraestructura existente, dijo Malek.

JPMorgan estima que la producción total de petróleo de esquisto de Shell aumentaría a 630.000 barriles de petróleo equivalente al día para 2020 si adquiere los activos de BHP, desde los 270.000 en la actualidad. La compañía podría convertirse en un operador de “cuartil superior” en esa zona, dijo el banco.

TEMAS


Shell - Petróleo - Petroleras - pozos petroleros - Reservas de petróleo - BHP Billiton Ltd - Blackstone Group LP - Anadarko Petroleum Corp