Si el petróleo sigue subiendo, la aviación mundial reportará saldo en ‘rojo’ en 2012

Ripe

Iata volvió a revisar a la baja sus previsiones para este año: el alza del crudo hace que el mejor de los escenarios para el sector sea ganar US$3.000 millones (un 60% menos) y el peor, el regreso a las pérdidas con unos ‘números rojos’ de US$5.300 millones.

Las aerolíneas la van a tener difícil este año. La aviación mundial, uno de los sectores más sensibles a la evolución de los precios del petróleo, se prepara para un mal 2012. La espiral alcista del crudo, instalado en el entorno de los US$125 desde hace semanas, promete pasar factura a las compañías aéreas que ya ajustan sus cálculos y empiezan a recortar sus previsiones para el que hasta hace poco prometía ser el año de la recuperación.

La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (Iata) ha vuelto a revisar a la baja sus estimaciones y ha rebajado el beneficio global esperado para 2012 hasta solo US$3.000 millones (unos 2.270 millones euros), frente a la ya modesta previsión de US$3.500 millones que hizo pública el pasado diciembre. Si el sector aéreo mundial consiguiera efectivamente alcanzar esa cota -Iata no oculta que podría volver a rebajar sus previsiones próximamente-, ya supondría un desplome del 62% en relación al beneficio de US$7.900 millonesalcanzado en 2011.

La rebaja de ganancias previstas llegan después de que Iata haya elevado drásticamente su estimación de precio medio del barril, desde los US$99 hasta los US$115.

Con este nuevo escenario, la factura de combustible que tendrán que hacer frente las aerolíneas se disparará hasta los US$213.000 millones durante el ejercicio, concentrando más de un tercio de los costes totales que afrontan las compañías.

El escenario que todos temen
Sin embargo, Iata maneja un segundo escenario mucho peor que, dada la dinámica en que se ha instalado el mercado de crudo, toma visos de cumplirse. Los peores temores para el sector pasan por que el petróleo siga subiendo a lo largo del ejercicio y dispare aún más la factura de queroseno. La asociación aérea teme que el precio medio anual del crudo alcance los US$135 si las tensión con Irán empuja el barril aún más el alza. En tal caso, la estimación de Iata contempla que las aerolíneas volverán a los números rojos a lo grande, con unas pérdidas de US$5.300 millones (unos 4.000 millones de euros).

"Para las aerolíneas 2012 va a ser un año de retos. El temor al impacto de un empeoramiento de la situación económica de la eurozona ha sido ahora sustituido por un riesgo igual de tóxico: el alza del precio del petróleo", explica el consejero delegado de IATA, Tony Tyler.

"Con una previsión de crecimiento del 2% del PIB de la economía global y una estimación de margen de rentabilidad del sector de solo el 0,5%, no hace falta mucho para que cualquier shock empuje a las aerolíneas a los números rojos".

Según los cálculos de la asociación aérea, con el crudo a un precio medio anual de US$135 el PIB mundial caería un 1,7% este año, lo que ahogaría aún más el ya mínimo margen de rentabilidad de la industria aérea. "Cualquier incremento significativo del precio del combustible devolverá al sector aéreo a un beneficio ciertamente débil o incluso a las pérdidas", augura Tyler.
 

TEMAS


Petróleo