Sindicatos de España se movilizarán contra recortes de gastos

Reuters

El Ibex-35 ampliaba tímidamente las ganancias de la apertura, sube 0,98%, en un entorno bursátil europeo frenado por los temores a una ralentización económica mundial.

Los dos mayores sindicatos españoles mantendrán el miércoles una reunión después de la cual anunciarán movilizaciones contra los recortes anunciados por el Gobierno para reducir un alto déficit fiscal.

El anuncio de los sindicatos llega después de que el Gobierno español anunciara un ajuste presupuestario en los próximos dos años y medio de 65.000 millones de euros (81.250 millones de dólares), el mayor en la historia de la democracia española, con el fin de alcanzar sus metas de reducción del déficit público.

"UGT y CCOO anuncian que sus direcciones ejecutivas mantendrán hoy mismo una reunión urgente para analizar la situación y estudiar la convocatoria de movilizaciones", dijeron ambos sindicatos en un comunicado conjunto.

Una fuente sindical descartó la convocatoria urgente de una huelga general debido a factores estacionales.

Funcionarios anuncian paros, no descartan huelga

El miércoles, el principal sindicato de funcionarios de España anunció la convocatoria de huelgas en julio y agosto tras las medidas de ajuste, que incluyen la eliminación de un pago extraordinario para los empleados públicos, y no descartó una huelga en septiembre.

El presidente de la Central Independiente y de Funcionarios (CSI-F), Miguel Borra, dijo que los paros se convocarían en el conjunto de las administraciones públicas, y que el alcance de las movilizaciones se decidiría el viernes.

El Gobierno español ha convocado a los sindicatos representados en la función pública para explicarles las nuevas medidas de ajuste presupuestario que afectan al sector público y que aprobará en los próximos días.

"CSI-F no descarta ningún tipo de medida, a la espera de que se concrete mañana (jueves) el contenido del real decreto", dijo el sindicato en una nota de prensa.

Además de la suspensión del abono de la paga extraordinaria de Navidad de este año para los empleados públicos y altos cargos de la administración central, autonómica y local, el Gobierno reducirá el número de días que tienen de libre disposición y ajustará el número de liberados sindicales.

España tiene alrededor de 2,7 millones de empleados públicos entre los que se integran personal funcionario, estatutario y laboral, y la cifra supera los 3 millones si se incluye a los trabajadores de las empresas públicas.

Los empleados públicos españoles ya sufrieron una rebaja salarial de una media de un 5 por ciento en el 2010 -que llevó a una huelga del sector-, y tienen congelados los sueldos en 2011 y 2012.

Las movilizaciones de las centrales sindicales y de funcionarios tendrán lugar después de que el miércoles miles de personas se sumaran a una multitudinaria "Marcha Negra" en Madrid, una movilización de mineros que partieron desde las cuencas mineras del norte del país hasta la capital para protestar contra el recorte de las ayudas al carbón incluidas en las medidas de austeridad del Gobierno.

TEMAS


España