Strauss-Kahn, investigado por caso prostitución

El ex jefe del Fondo Monetario Internacional (FMI) Dominique Strauss-Kahn será investigado de manera formal bajo sospecha de complicidad en un caso de prostitución en la ciudad de Lille, en el norte de Francia, dijo el lunes su abogado, Richard Malka.

Strauss-Kahn fue dejado en libertad bajo una fianza de 100.000 dólares, luego de ser interrogado por tres jueces.El ex ministro de Finanzas socialista, considerado como el favorito para convertirse en el próximo presidente de Francia hasta que fue acusado de agresión sexual en Nueva York en mayo, apareció en la corte de Lille dos días antes de lo previsto. No se dieron los motivos oficiales del cambio de fecha.”Declaró con la más absoluta certeza de que no es culpable de ninguno de los hechos y en particular que nunca tuvo la menor idea de que ciertas mujeres pudieran ser prostitutas”, dijo Malka a periodistas.”Tener relaciones con una ‘acompañante’ no es un crimen y es algo privado, perfectamente legal entre dos adultos”, añadió.Strauss-Kahn pasó de ser un político muy respetado a ser perseguido por los medios de todo el mundo cuando una mucama de un hotel de Nueva York lo acusó de intentar violarla. Los cargos fueron retirados luego de que los fiscales decidieron que el testimonio de la empleada era poco confiable.Pero Strauss-Kahn fue luego acusado en un caso separado de agresión sexual en Francia y el miércoles sus abogados acudirán a un tribunal del Bronx para enfrentar una demanda civil presentada por la mucama del hotel de Nueva York.El caso de Lille se centra en acusaciones de que una red de prostitución organizada por socios comerciales de Strauss-Kahn suministraba clientes en el Hotel Carlton de la ciudad usando dinero de sus compañías.Utilizar prostitutas no es un delito en Francia.Strauss-Kahn ha negado los cargos, argumentando que no estaba al tanto de que las mujeres que conoció en fiestas organizadas por socios en Lille, París y Washington eran prostitutas.Desde su caída en desgracia, ha intentado restaurar su reputación como un destacado economista hablando en conferencias, pero canceló una aparición en un evento en Bruselas prevista para el martes después de protestas de parlamentarios europeos.Anteriormente en marzo tuvo que ser escoltado hasta un auto policial después de hablar en un evento en la Universidad de Cambridge, en Gran Bretaña, para escapar de una protesta de activistas de los derechos de las mujeres.Su abogado dijo que no tenía motivos para creer que las mujeres en las fiestas eran prostitutas y señaló que no siempre era fácil detectarlas cuando estaban desvestidas.

TEMAS


FMI