Suficiente entusiasmo compensará bajo presupuesto en los Olímpicos

Bloomberg

Los funcionarios olímpicos cuentan con el entusiasmo local para hacer un éxito de los juegos que comenzaron ayer en Londres luego de que las dificultades económicas redujeron los gastos en el evento.

El Reino Unido gastará un cuarto de los fondos que asignó China a los últimos juegos de Pekín. La ceremonia de apertura que presentó setenta ovejas, doce caballos y la lectura de un poema de 200 años de antigüedad, tuvo lugar en una de las zonas más pobres de la capital británica, en momentos en que el país anfitrión está inmerso en la recesión. Hace cuatro años, 14.000 actores dieron la bienvenida al mundo en Pekín bajo un cielo cubierto por 30.000 fuegos artificiales en el estadio conocido como Nido de Pájaro.

'Se pueden hacer muchas cosas sin derrochar dinero', dijo en una entrevista el príncipe Feisal Al Hussein de Jordania, miembro del Comité Olímpico Internacional. 'El dinero no asegura el entusiasmo'.

Los juegos comenzaron oficialmente con un espectáculo organizado por el director de cine Danny Boyle, ganador de un Oscar, en el que se pretendía mostrar la historia de Gran Bretaña a una audiencia televisiva calculada en más de 1.000 millones de personas. El espectáculo representó al Reino Unido como una tierra verde y agradable antes de repasar la revolución industrial con figuras públicas como la reina Isabel II, el actor que representa James Bond, Daniel Craig y el comediante Rowan Atkinson.