Superficie de Groenlandia se derritió un 97% en julio

El Colombiano

Casi la totalidad de la masa helada de Groenlandia sufrió un proceso acelerado de descongelamiento, el mayor en más de 30 años.

En la grafica dada a conocer por la Nasa, se observan los datos que tres satélites mostraron el 8 de julio (izquierda) cuando el 40 por ciento de la superficie se había derretido  y cuatro días después, el 12 de julio (derecha), cuando el proceso llegó al 97 por ciento del territorio.

En la imagen, las áreas clasificadas como "fusión probable" (rosa claro) corresponden a los sitios en donde al menos un satélite ha detectado fusión en la superficie. Las zonas clasificadas como "fusión" (rosa oscuro) corresponden a sitios en los que dos o tres satélites captaron descongelamientos.

Los científicos revelaron que en promedio en el verano, cerca de la mitad del manto de hielo se derrite naturalmente. En las elevaciones más altas, la mayor parte del agua derretida se congela de nuevo en su sitio. Cerca de la costa, parte del agua es retenida por la sábana de hielo, mientras el resto cae al océano.

Pero este año la extensión del derretimiento de la superficie ha subido de manera dramática. Según los datos de los satélites, 97 por ciento de la superficie helada de Groenlandia se derritió en algún grado a mediados de julio. Y no se sabe si tal derretimiento contribuirá al aumento del nivel del mar. La última oleada de calor demoró 3 días sobre la zona y hacia julio 16 comenzó a disiparse.

Este caso extremo coincidió con un domo inusualmente fuerte de aire caliente sobre Groenlandia, una serie de domos que ha dominado el tiempo en la región desde finales de mayo.

“Cada ola ha sido más fuerte que la previa”, dijo Thomas Mote, climatólogo de la Universidad de Georgia.

Fue de tal magnitud que incluso el área alrededor de la estación Summit en el centro de Groenlandia, que a 3 kilómetros sobre el nivel del mar está cerca del punto más alto del manto congelado, mostró señales de derretimiento de manera significativa no vista desde 1889 según análisis de Kaitlin Keegan, del Dartmouth Ciollege en Hanover.

Los datos de la National Oceanic and Atmospheric Administration reportaron que en julio 11 y 12 la temperatura en Summit estuvo por encima del grado de congelamiento por varias horas.

Hace algunos meses, la alerta por el deshielo se centraba en Siberia, donde hay preocupación por la conservación de los osos polares, además de la afectación de la atmósfera, el agua, suelos y asentamientos.