Taiwán quiere destacar en el mapa de las principales potencias tecnológicas

Impulsar las empresas ya consolidadas ha iniciado una campaña para atraer talento joven e innovador

Diario Expansión

Taiwán es sinónimo de tecnología. La isla presume de contar en sus poco más de 36.000 kilómetros cuadrados con uno de los sectores TIC más potentes del mundo, siendo el primer fabricante de once categorías de productos tecnológicos. El 90% de las placas base se producen en Taiwán, el 80% de los portátiles o el 27,5% de los ordenadores de sobremesa.

“Desde los años 90, Taiwán apuesta por el mercado tecnológico, especialmente en la producción de semiconductores y accesorios, como teclados, pantallas o monitores. Con el boom del Internet de las Cosas en los últimos años, el país ha querido atender este negocio y muchos de los productos que se fabrican son inteligentes y están conectados. Nuestras empresas deben transformarse para poder agradar al mercado internacional”, explica Alfredo Shu, secretario económico de la Oficina Económica y Cultural de Taipéi en Madrid.

La inteligencia artificial, el machine learning, el big data o la nube han aparecido en el mapa de Taiwán en los últimos años. “Los dispositivos conectados pasarán de ser 1 millón a 14 millones en 2022 y en 2030, 25.000 millones de usuarios tendrán aparatos inteligentes. Por ello, hemos empezado a trabajar con IoT para conocer las demandas de los ciudadanos”, añade Jenny Tsai, directora de Taitra (Consejo para el Desarrollo del Comercio Exterior de Taiwan) en Barcelona.

INICIATIVAS

Un buen ejemplo es Taipéi. La capital taiwanesa presumía ya en 2011 de su servicio de WiFi Taipei Free, que ofrece a los ciudadanos acceso gratis a Internet en miles de espacios públicos de la ciudad.

Para seguir con esta apuesta, el Gobierno anunció a principios de este año la firma de un acuerdo con la fundación IOTA para convertir la ciudad en una verdadera urbe inteligente con el uso de tecnología blockchain. IOTA, que es el inventor de la plataforma blockchain Tangle, ya ha puesto en marcha sus tarjetas digitales para que los ciudadanos tengan identidad virtual, lo que permite la autentificación de forma encriptada con el fin principal de evitar el fraude identitario.

Esta iniciativa se une a otras que ya están en marcha en la ciudad como el proyecto Airbox, que con 300 sensores repartidos por Taipéi detectan temperatura, contaminación, humedad y luz para saber la calidad del aire.

El país se encuentra en plena transformación digital y desde el Gobierno han descubierto que para liderar este cambio es importante contar con empresas innovadoras.

Por este motivo, desde 2016 Taiwán cuenta con un proyecto denominado ‘Asia Silicon Valley’. Según se explica en las propias bases de la iniciativa, se trata de una vía para promover la innovación en el sector IoT y para crear un ecosistema de tecnología y emprendimiento. “Este programa ayuda a las start up extranjeras a trasladarse a Taiwán para que prueben sus productos o ideas en uno de los mejores entornos informáticos del mundo”, asegura Alfredo Shu.

En 2017, el Gobierno taiwanés asignó 348 millones de dólares al presupuesto de ciencia y tecnología, pero de forma adicional creó un vehículo de inversión con 3.300 millones de dólares para la innovación y transformación tecnológica y destinó 330 millones de dólares a start up.

“Nos hemos convertido en un lugar atractivo para los emprendedores. De hecho, sorprende ver cómo en un país con tan sólo 23 millones de habitantes hay 572 start up y 5.433 inversores, mientras que en España, aunque hay muchas más compañías, 3.295, hay solo 3.125 inversores. Estas cifras demuestran que Taiwán se ha convertido en un atractivo para los emprendedores, porque el porcentaje de éxito de las compañías es elevado y el gobierno incentiva su creación con salarios muy altos y ayudas fiscales”, asegura Shu.

MÁS ALLÁ DE LOS CHIPS

Otra de las grandes industrias de Taiwán es la textil, pero como en todo en el país, también hay tecnología de por medio. Desde el Taiwan Textile Research Institute (TTRI) presumen de llevar a cabo una de las industrias textiles más innovadoras del mundo.

Más del 70% de todos los productos para actividades al aire libre que se venden alrededor del mundo son hechos con materiales producidos en fábricas taiwanesas. “Ahora estamos centrados en la ropa inteligente y ya tenemos prendas en producción. Se trata de ropa que se puede conectar con otros aparatos, como con el teléfono y es muy funcional. Empresas como Nike o Adidas ya han mostrado su interés, pero hemos intentado convencer a Inditex de la valía de estas prendas y no parece que vayan a colaborar con nosotros. Prefieren el textil chino con mano de obra más barata”, se queja Shu.

FERIAS INTERNACIONALES

Desde 1981, Taipéi se convierte en la capital de la tecnología durante una semana al año. La feria Computex atrae a visitantes de todo el mundo, incluida España, para presentar las principales novedades en tecnologías de la información y comunicación. Se trata de la mayor feria de este tipo en Asia y la segunda mayor de su índole a nivel mundial, después de la CeBIT.

Según el TAITRA, Computex 2018, que tuvo lugar a principios de junio, recibió a 42.284 visitantes provenientes de 168 países. La feria, centrada en inteligencia artificial, 5G, Internet de las Cosas, realidad virtual, y la tecnología blockchain, acogió a un total de 1.602 expositores procedentes de 30 países repartidos en un total de 5.015 stands.

De forma paralela a Computex y para demostrar el interés del país por las pequeñas empresas, se llevó a cabo InnoVex, una muestra dedicada a start up que este año reunió a 388 exhibidores de 21 países y atrajo a 17.687 visitantes, un 18% más que en el año 2017.

En total, sólo la capital taiwanesa acoge 14 ferias de tecnología al año, entre las que, además de Computex, destacan Taitronics (Taipei International Electronics Show) o Smart City Summit & Expo, una de las principales ferias de casas inteligentes del mundo.

TEMAS


Tecnología - Asia - Madrid - Barcelona - Wifi