Tasa de desempleo en EE.UU. cayó a un mínimo de tres años del 8,2%

Reuters

La economía de Estados Unidos creó bastante menos empleos de los previstos en marzo, manteniendo la puerta abierta para un eventual estímulo adicional de la política monetaria por parte de la Reserva Federal, pese a que la tasa de desocupación cayó a un mínimo de tres años del 8,2%

Los empleadores sumaron 120.000 puestos de trabajo el mes pasado, según el informe de nóminas no agrícolas del Departamento de Trabajo, el menor incremento desde octubre.

Los economistas consultados en un sondeo de Reuters esperaban que el empleo no agrícola creciera en 203.000 y la tasa de desempleo se mantuviera en un 8,3%

El débil crecimiento del empleo el mes pasado probablemente reflejó un menor impulso debido a un clima invernal anormalmente cálido. La cifras de nóminas para enero y febrero fueron revisadas para mostrar solo 4.000 empleos creados más que los reportados previamente.

El descenso en la tasa de desocupación, la más baja desde enero del 2009, reflejó una caída en la fuerza de trabajo. El otro sondeo por hogar del cual se deriva la tasa de desocupación, también mostró un descenso en el empleo.

La pequeña alza del empleo podría afectar las aspiraciones del presidente Barack Obama de reelegirse en noviembre. La tasa de desempleo ha caído desde el 9,1% en agosto.

La lenta recuperación del mercado laboral es una preocupación permanente para el presidente de la Fed, Ben Bernanke, que ha mantenido abierta la posibilidad de aplicar un estímulo monetario adicional a la economía si la tasa de desempleo permanece alta.

Las minutas del último encuentro de política monetaria de la Fed de marzo, divulgadas esta semana, mostraron que los consejeros del banco central ven una recuperación económica más amplia, por lo que se ven menos inclinados a lanzar una tercera ronda de compras de bonos, conocidas como alivio cuantitativo, para acelerar el crecimiento.

El sector privado creó 121.000 nuevos puestos en marzo, mientras que el empleo gubernamental cayó en 1.000 plazas.

La manufactura gozó de otro mes sólido en materia laboral, ya que las fábricas agregaron 37.000 nuevas posiciones el mes pasado, ayudadas por las automotrices, que intentaron cubrir el repunte en la demanda por vehículos motorizados. Los empleos fabriles aumentaron en 31.000 en febrero.

En la construcción, el empleo se redujo en 7.000 puestos, el segundo mes consecutivo de caída.

En el enorme sector de servicios, las categorías que crearon empleos fueron salud, profesional y servicios de negocios.

Los contratos temporales bajaron en 7.500 en marzo después de subir en 54.900 el mes anterior.

Pese a la floja creación de empleo el mes pasado, el salario promedio por hora se elevó en US$5 centavos.

La semana laboral bajó a 34,5 horas desde 34,6 horas en febrero.

TEMAS


Empleo - Estados unidos