Tasa de impuestos digitales sería menor que el IVA y se cobraría con tarjeta bancaria

Diario Financiero

Hacienda y Presidencia abordarán el tema en la bilateral en La Moneda

Diario Financiero

Un poco más de un mes ha pasado desde que el Ministerio de Hacienda realizó un sorpresivo anuncio que sacó aplausos en el sector privado: la reforma tributaria incluirá gravámenes para la economía digital, iniciativa que se dividirá en dos partes.

Por una, se creará un nuevo tributo para las plataformas digitales que presten servicios en el país, como Uber, Cabify, Spotify y Netflix, entre otras; mientras que por otro lado se reforzarán los controles aduaneros para el pago del IVA y de aranceles para retailers que importan productos al país, como Amazon y AliExpress.

La cartera liderada por Felipe Larraín está trabajando en el detalle “fino” de cómo se gravarán dichas plataformas. Los coordinadores de Modernización y Política Tributaria, Carolina Fuensalida y Manuel Alcalde, respectivamente, están “de cabeza” analizando distintos modelos a nivel global y regional para aplicar el sistema en el país.

Esto, en conjunto con el jefe de asesores de la cartera, Hermann González, y los equipos técnicos del Servicio de Impuestos Internos (SII).

Larraín, en la última reunión bilateral que sostuvo hace una semana con el presidente Sebastián Piñera, señaló que el 90% del proyecto ya está listo y que quedan algunos detalles pendientes antes de despacharlo al Congreso a fines de este mes.

Uno de ellos es la manera en que tributarán las plataformas. Acorde a altas fuente de gobierno, la opción que gana terreno a nivel técnico es establecer que el nuevo gravamen sea más bajo que el impuesto al valor agregado (IVA), que hoy se sitúa en un 19%. El gravamen se llamaría Impuesto sobre Servicios Digitales (ISD).

Según fuentes tanto de Teatinos 120 como de la autoridad tributaria, el Ejecutivo se encuentra trabajando bajo un “rango” de tasas para aplicar el gravamen, la que partiría en un 10%.

Conocedores de las tratativas aseguran que la decisión no está tomada y que la idea es establecer una tasa “razonable” que equilibre tanto la necesidad de recaudación del Fisco, como la consigna de Hacienda de “igualar la cancha” entre los comercios tradicionales y las plataformas digitales, sin afectar la innovación tecnológica.

Eso sí, en el Ejecutivo enfatizan que no todas las aplicaciones estarán sujetas a dicho tributo, ya que en algunas se optaría por aplicarles el IVA u otros impuestos que hoy no cancelan, como a la renta.

Este tema será analizado mañana por el ministro en una nueva reunión en Palacio con el jefe de Estado, la que se anticipa será la penúltima antes de presentar el proyecto al Congreso.

“En la última reunión y con todas las propuestas en la mesa, se realizarán los cálculos y se definirán las tasas”, comenta una fuente cercana.

Experiencia internacional
Otra opción que gana terreno en el gobierno es establecer que el agente retenedor del nuevo impuesto sea la tarjeta de crédito bancaria.

Dicha idea cobra coincide con que varias plataformas son canceladas a través de dicho mecanismo, como Netlifx y Uber.

Esto produce que, en cierta manera, el contribuyente sea menos consciente de que está pagando el tributo. La entidad bancaria sería la que transfiera el gravamen a la autoridad fiscal.

Así, se tomaría en consideración la experiencia de países que han regulado la tributación de la economía digital.

En Argentina, por ejemplo, el agente retenedor del IVA (que es 21%) es la tarjeta de crédito asociada a la plataforma. Misma idea que se aplica en Brasil, aunque alí el beneficiario es el Estado donde está domiciliado el adquirente, no donde se consume el servicio. 

TEMAS


Chile - Impuestos - Sebastián Piñera - Netflix - Uber - Cabify - Amazon