Telefónica, Gas Natural, Santander y BBVA afrontan con cautela situación en Argentina

Mauricio Macri, presidente de Argentina. Bloomberg

Varias compañias españolas con operaciones allí siguen de cerca la situación aunque descartan tomar medidas, por el momento

Expansión

Cautela entre las empresas españolas con presencia e intereses en Argentina, que siguen de cerca la evolución de los acontecimientos a la espera de calibrar el impacto que esta nueva ola de incertidumbre económica en el país puede tener para su negocio. Banca, telecomunicaciones, energía, turismo o alimentación son algunos de los sectores a través los que el sector empresarial español canalizan su exposición en Argentina. Presentes, en algunos casos, en el país austral desde hace décadas, la compañías siguen operando con normalidad y descartan tomar medidas a corto plazo.

Telefónica: Argentina es un país importante para Telefónica, en el que está presente desde 1990. De hecho, es el segundo más importante de la zona tras Brasil, aunque su tamaño por ingresos, unos 3.500 millones de euros, es muy inferior a los 12.000 millones que pesa Brasil. Crece, eso sí, a buen ritmo: un 28% en 2017. En el primer trimestre del año, el negocio argentino aportó 682 millones de ventas, un 5,6%, y 245 millones de ebitda, el 6,3% de la cifra global. El problema principal de la devaluación del peso argentino es que pone en clarísimo riesgo los planes del grupo para colocar en Bolsa hasta un 40% de la filial.

Gas Natural:  el grupo está presente en Argentina desde 1992 a través de Gas Natural Ban, que realiza la distribución de gas natural en 30 municipios de la zona norte y oeste de la región de Buenos Aires. A cierre de 2017, tenía más de 1,5 millones de clientes. Argentina tiene un peso relativamente pequeño en las cuentas de Gas Natural, con 574 millones de euros de ingresos, frente a los 23.000 millones de todo el grupo.

Santander: fuentes oficiales de Santander dijeron ayer que es pronto para hacer valoraciones sobre el impacto de la noticia. El banco opera allí con la marca Santander Río. Cuenta con una red de 482 sucursales y tiene una plantilla de 9.277 empleados. El año pasado, el país aportó 359 millones a los beneficios anuales del grupo. Es decir, el 4% de las ganancias totales.

BBVA:  BBVA opera en Argentina a través de la marca BBVA Francés. Es el que más aporta de los ocho países de América Latina en los que el grupo español está presente. En el último año ganó 219 millones, un 6% del total de las ganancias del grupo en 2017. Fuentes oficiales de BBVA indican que mantiene su política de inversiones en países emergentes, que se sitúa entre el 30% o el 50% de los beneficios obtenidos en el negocio.

Dia: La cadena de supermercados facturó 1.747 millones en Argentina en 2017, el 16,9% de su negocio total y un 6,4% más que un año antes. Este crecimiento habría sido del 21,5% sin el efecto divisa. Fuentes de Dia, que cerró 2017 con 930 tiendas en el país -303 propias y 627 franquiciadas-, aseguraron ayer que “llevamos muchos años en Argentina y siempre nos hemos adaptado a sus circunstancias”.

Prosegur: Argentina es uno de los ocho países latinoamericanos en los que opera Prosegur. Allí dispone de presencia a través de sus tres principales líneas de negocio, que son la seguridad, las alarmas y la gestión de efectivo. La empresa no informa del peso de Argentina en su negocio, pero los analistas calculan que ronda el 23% del beneficio antes de impuestos.

Abertis: el grupo de autopistas que pasará a estar bajo el control conjunto de ACS y de Atlantia gestiona dos peajes de acceso a Buenos Aires que le generan al año ingresos por 227 millones. La devaluación le pasará una factura relativa, ya que Argentina representa el 4% de los ingresos de la compañía. No obstante, Abertis firmó en 2017 un compromiso de inversión en el país de más de 400 millones. ACS también tiene una filial menor en el país, Dycasa, mientras que compañías como Duro Felguera gestionan contratos con pérdidas históricas debido a los desequilibrios que ha sufrido el mercado.

NH: De las grandes hoteleras españolas, NH es la más expuesta, si bien su presencia en el país es limitada y el efecto en el total de su cuenta de resultados es anecdótica. La cadena cuenta con 15 hoteles y 2.144 habitaciones, lo que representa menos del 4% del total de su cartera.

Iberia: la aerolínea de IAG enlaza Madrid con Buenos Aires dos veces al día. Mientras, su rival Air Europa ofrece un vuelo diario a la capital argentina y cuatro frecuencias semanales a Córdoba. El negocio de las compañías aéreas españolas y la ocupación de sus vuelos se ha visto reforzado con la llegada de Mauricio Macri a la presidencia.

Acerinox: sin capacidad productiva en el país, el negocio de la filial argentina, cuyo valor en libros es de 595.000 euros, apenas le aportó 1,1 millones en dividendos en el último ejercicio.

ArcelorMittal: con una cuota de mercado del 60% en la producción argentina de acero, cuenta con cinco plantas y más de 2.500 empleados en el país. Su capacidad ronda las 1,7 millones de toneladas al año.

TEMAS


Economía argentina - clima económico - España - BBVA - Telefónica - Gas natural - Banco Santander - Iberia