Tenso mercado laboral en Estados Unidos da señales de aliento

Reuters

El sector privado de Estados Unidos creó más empleos de los esperados en junio y la cantidad de nuevas personas que pidieron beneficios por desempleo la semana pasada tuvo su mayor caída en dos meses, según informes conocidos el jueves que aportan señales alentadoras respecto al mercado laboral.

Las empresas privadas agregaron 176.000 nuevos trabajadores a sus nóminas el mes pasado, más que los 136.000 contratados en mayo, reveló un informe de la firma procesadora de nóminas ADP.

El Gobierno publicará el viernes su esperado reporte de empleo de junio, que también incluye al sector público. Aunque ADP suele no ser preciso en anticipar el informe oficial, el dato es una señal de alivio para el mercado laboral.

Las solicitudes iniciales de subsidios de desempleo cayeron en 14.000 unidades a un total desestacionalizado de 374.000, dijo el Departamento del Trabajo. El promedio móvil de cuatro semanas de nuevas solicitudes, una mejor medida de las tendencias del mercado laboral, cayó en 1.500 a 385.750 en total.

"Las solicitudes de beneficios para desempleados se mueven en la dirección correcta. La caída, combinada con el reporte de ADP, sugiere que el mercado laboral no es tan débil como sugerían los datos recientes", dijo Omer Esiner, jefe analista de mercados de Commonwealth Foreign Exchange en Washington.

Se espera que las nóminas no agrícolas hayan aumentado en 90.000 durante junio, según un sondeo de Reuters, luego del avance de 69.000 de mayo.

La tasa de desempleo se mantendría en un 8,2 por ciento tras subir en mayo por primera vez desde agosto.

El crecimiento laboral se debilitó en los últimos meses en medio de una nube de incertidumbre, desatada por la crisis de deuda europea y los temores de aumentos tributarios en el país el próximo año.

El alicaído mercado laboral llevó a la Reserva Federal el mes pasado a flexibilizar aún más su política monetaria al extender un programa de compra de bonos con el fin de bajar los costos de endeudamiento.

"La Reserva Federal necesita ver una mejora sostenida, como un retroceso en las solicitudes hacia los 300.000 y un declive permanente en la tasa de desempleo", dijo John Canally, economista de LPL Financial en Boston.

"Si tenemos un par más de malos reportes laborales, (las autoridades de la Fed) intervendrán con más estímulos. Los reportes de hoy sugieren que podrían abstenerse, pero querrán ver más datos antes de tomar una decisión", agregó.

Las nuevas solicitudes de beneficios para desempleados siguen en un rango ajustado y el promedio de cuatro semanas continúa elevado, sugiriendo que una mejoría en el mercado laboral sólo sería gradual.

Un funcionario del Departamento del Trabajo dijo que no había nada inusual en el dato estatal y que sólo Alaska fue estimado.

La cantidad de personas que aún reciben beneficios en programas estatales regulares tras una semana inicial de ayuda trepó en 4.000 a 3,31 millones en la semana que terminó el 23 de junio.

La cantidad de personas con beneficios extendidos cayó en 12.113 a 47.425 durante la semana del 16 de junio, la última de la que se tienen registros.

Actualmente, sólo cuatro estados ofrecen beneficios extendidos.

El dato de beneficios extendidos cubría la semana del sondeo del que se deriva la tasa de desempleo.

Economistas esperan que a medida que más personas salgan de las nóminas de subsidios de desempleo, la tasa de desocupación baje debido a que las personas se verán obligadas a tomar empleos que habitualmente no habrían considerado o a salir de la fuerza laboral.

Un total de 5,87 millones de personas solicitaron beneficios para desempleados durante la semana del 16 de junio bajo todos los programas, bajando en 20.439 desde la semana previa.   

TEMAS


Empleo - Estados unidos