Terremoto de 7,6 grados sacude Filipinas, cancelan alerta tsunami en el Pacífico

Reuters

El fuerte sismo ocurrió frente a la costa este de Filipinas, a unos 60 kilómetros de la ciudad de Guiuan, en la provincia de Samar, y a una profundidad de 32 kilómetros, informó el Servicio Geológico de Estados Unidos.

El terremoto de magnitud 7,6 destruyó caminos y puentes y obligó a residentes a escapar a zonas altas por temor a un tsunami, informaron las autoridades.

El Centro de Alertas de Tsunamis del Pacífico emitió una advertencia de maremoto para buena parte de la región, pero la canceló cerca de dos horas después.

Sin embargo, las autoridades filipinas mantuvieron su alerta de tsunami tras ordenar a residentes que salieran de zonas costeras en forma inmediata.

"Estamos en una situación de esperar y ver, algunos puentes y carreteras resultaron dañados y la gente entró en pánico y ahora está en lugares elevados", dijo a una radio local el parlamentario de Samar Ben Evardone.

No hubo informes inmediatos sobre víctimas, dijo el director de la agencia nacional de desastres, Benito Ramos.

Grandes partes de las provincias de Samar y Leyte no tenían energía ni conexiones a internet.

"Las únicas luces que ves son de vehículos en las calles que se dirigen a lugares más altos", dijo un reportero radial en la localidad de Borongan.

El alerta de tsunami fue emitido inicialmente para las Filipinas, Japón, Taiwán, Papúa Nueva Guinea y otras islas del Pacífico, incluyendo a Hawái, que es parte de Estados Unidos.

Un pequeño oleaje de cerca de 16 centímetros había golpeado una isla del sur de Filipinas, dijo la agencia de sismología y advirtió que podría haber oleaje mayor.

El director de la agencia, Renato Solidum, dijo que los residentes deberían localizarse a una altura de 10 metros hasta que fuera levantado el alerta de tsunami.

La región fue golpeada por dos enormes sismos la década pasada. Al menos 230.000 personas murieron en 13 países de la cuenca del Océano Indico por el extenso tsunami generado en el 2004 tras un fuerte terremoto frente a Indonesia.

El año pasado, un sismo y un tsunami frente al noreste de Japón causaron la muerte de unas 20.000 personas y desataron la peor crisis nuclear del mundo en 25 años cuando gigantescas olas golpearon la planta de Fukushima.