Tras ruptura de relaciones con Venezuela, Panamá pierde a su cuarto socio comercial

Wingo podrá seguir operando pese a restricción a Copa Airlines, su aliado comercial

Andrés Venegas Loaiza - avenegas@larepublica.com.co

El cerco contra Venezuela en la región se sigue cerrando una semana antes de que se celebre la Cumbre de las Américas en Perú, donde se espera que el futuro del gobierno de Nicolás Maduro sea uno de los ejes de las conversaciones. Ahora, la nueva pelea de esa administración es con Panamá, con quien decidió cortar cualquier relación comercial y diplomática.

El jueves en la noche Venezuela anunció que durante 90 días suspendería cualquier tipo de contacto con ese país incluyendo al sector privado. Esto se dio luego de que el gobierno de Juan Carlos Varela anunciara una lista de ciudadanos venezolanos considerados un riesgo financiero por la posibilidad de que participen en actividades de lavado de activos, en la que incluyó a Maduro.  La respuesta del Gobierno venezolano se conoció el 5 de abril cuando, luego de anunciar la suspensión de las relaciones económicas, reveló también un listado de 46 compañías y 22 personas con los que cortaba cualquier tipo de contacto.

Venezuela es el cuarto socio comercial de Panamá, a juzgar por sus exportaciones, pues a este país envía 6,10% de sus productos. El principal destino de los artículos panameños es Estados Unidos, que se lleva 23% de participación, seguido de Colombia, que tiene una cuota de 11%. En cuanto a importaciones, entre los principales socios panameños no figura Venezuela en un listado que es liderado por China con 32%, y Singapur, con 19%, según las estadísticas que maneja el Observatorio de Complejidad Económica. Esta misma fuente revela que los tres productos que más le compra a Venezuela son los medicamentos envasados, las ruedas de caucho y el textil calzado. Al analizar las cifras de inversión extranjera directa en Panamá, el gobierno de Nicolás Maduro vuelve a presentarse como uno de los principales socios. Es el tercero que más invierte entre los países de América del Sur y el séptimo que más lo hace si se tienen en cuenta todos los flujos. 

La suspensión de las compañías panameñas en Venezuela incluyen a Compañía Panameña de Aviación S.A. (Copa Airlines); Sanofi Aventis de Panamá S.A.; Yamaha Music Latin America S.A.; LG Electronics Panamá S.A.; y el Banco Banistmo, entre otros. Pese a la restricción a Copa, la aerolínea Wingo, con quien tiene nexos comerciales, anunció que seguirá operando sus rutas hacia Caracas. “La autoridad aeronáutica venezolana ha confirmado que la restricción únicamente se aplica a Copa Airlines – Compañía Panameña de Aviación S.A”, por lo que “mantendrá con normalidad sus vuelos en la ruta Bogotá-Caracas, actualmente operados bajo la marca Wingo”.
El Gobierno de Panamá dio a conocer en un comunicado que “ha decidido retirar a su Embajador en la República Bolivariana de Venezuela, Miguel Mejía, y solicita al Gobierno venezolano retirar a su Embajador acreditado en Panamá, Jorge Durán Centeno”. La medida la tomó tras conocer la decisión venezolana, calificada con anterioridad por el presidente Varela  como “una cantiflada”, asegurando que “el gobierno de Panamá va a responder con toda la energía del caso”.

Para Elkin Castels, analista internacional, este suceso representa “un pétalo más que se le quita a la margarita frente a la discusión sobre qué países apoyan y cuáles no al gobierno de Maduro”, en un momento en el que se acerca la Cumbre de las Américas. Por su parte Francisco Barbosa, analista internacional y docente de la Universidad Externado, dice que “las relaciones estaban deterioradas desde que Panamá estableció medidas de control más fuertes sobre la entrada de venezolanos” y asegura que el país, además, “tiene una cartera vencida con Panamá”.

TEMAS


Venezuela - Crisis Venezuela - Panamá - Nicolás Maduro